- Advertisement -Newspaper WordPress Theme
NoticiasNeurología y NeurorrehabilitaciónMedia hora al día de ejercicio moderado podría remitir el impacto del...

Media hora al día de ejercicio moderado podría remitir el impacto del ictus

Una investigación publicada en los últimos días en la revista ‘Neurology’, de la Academia Estadounidense de Neurología, ha dictaminado que las personas con cierta actividad física pueden padecer ictus menos severos que las inactivas. Así lo recalcan los especialistas sobre un problema que incluso, las autoridades españolas, han informado a través de la Red de los procedimientos a llevar a cabo para reconocer sus síntomas. ¿Qué tipo de ejercicio y cuánto tiempo? Bastaría con una media hora al día caminando -unas cuatro horas a la semana- o nadando de dos a tres horas semanalmente.  

 

El ictus, o accidente cerebrovascular “es una causa importante de discapacidad grave”, según reconoce la autora del estudio, Katharina S. Sunnerhagen, de la Universidad de Gotemburgo, en Suecia. Recalca la relevancia de localizar formas de prevenirlo “o de reducir su impacto”.  

El estudio se centró en dos registros con personas que habían sufrido accidentes cardiovasculares. Entre todas las cuestiones planteadas destacó la duración e intensidad del ejercicio para determinar la actividad física, circunstancia que confirmaron también los familiares.  

Como limitación a esta información cabe resaltar que todas las preguntas se realizaron a personas que ya padecieron el ictus, por lo que este podría haber afectado a la memoria. 

Los científicos corroboraron que aquellos que llevaron a cabo una actividad física de leve a moderada antes de padecer el ictus registraban el doble de opciones de padecerlo de carácter leve.  De 384 personas que se dedicaron a actividad física ligera, 330 lo sufrieron leve, y de las 59 que llevaban una actividad moderada, 53 casos fueron leves, tal como también recoge ‘InfoSalus’.

A pesar de la evidencia de los datos, resalta que también se registraron casos más graves en personas con una mayor actividad física, pero el porcentaje es mínimo. Según Sunnerhagen, “se necesitan más investigaciones para comprender cómo la actividad física influye en la gravedad del accidente cerebrovascular”. 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Últimos artículos

Secciones de Salud