NoticiasGeneralLas antenas de telefonía no son peligrosas

Las antenas de telefonía no son peligrosas

HOMBRE_CON_TELEFONO_Y_ORDENADOR_RETOCADO

No hay estudios científicos que avalen que las antenas de telefonía móvil son perjudiciales para la salud. Aunque su presencia ha generado alarma y su proliferación desconfianza, los expertos afirman que no emiten radiaciones superiores a las de otros aparatos, como los ordenadores

Las antenas de telefonía no suponen ningún riesgo para la salud de la población, según comenta el epidemiólogo Francisco Vargas Marcos, que ha subrayado que ningún estudio científico ha constatado que haya motivos que sustenten la alarma social que producen.

Vargas Marcos ha asegurado que pese a que la proliferación de antenas ha generado «alarma» y «percepción de riesgo» en la sociedad, es «una evidencia científica» que éstas no suponen ningún riesgo para la salud porque así lo han constado numerosos estudios. «Este es un debate artificial, es social, no científico», ha aseverado Vargas Marcos que cree que en la polémica entran en juego desde «intereses inmobiliarios, económicos o políticos» hasta «chamanes que quieren vender pulseritas anticampos electromagnéticos» usando para ello una palabra que provoca tanta inquietud como «radiación».

Aparatos que ‘radian’

«Las radiaciones existen a nivel cotidiano, en cualquier aparato de casa, desde una radio a un ordenador, pero a unos niveles que el cuerpo puede afrontar con sus sistemas de regulación», explica este experto, que afirma que la normativa existente para la instalación de antenas es «muy garantista».

La ciencia aún estudia los efectos que «a largo plazo» puede tener en la salud el uso de los teléfonos móviles, un asunto que ha sido sometido a varios estudios, entre ellos uno de la OMS que ha determinado que no aumenta el riesgo de desarrollar tumores cerebrales, la patología con la que se ha asociado.

«Los tumores cerebrales tienen un periodo de latencia largo, puede ser de diez, quince o veinte años», una razón por la que «están en marcha» diversos estudios, aunque «la mayoría» de los realizados hasta ahora «coinciden en que no hay riesgos».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Últimos artículos

Secciones de Salud