ProfesionalesOximesaMujer fumadora, el  nuevo perfil de los enfermos de EPOC

Mujer fumadora, el  nuevo perfil de los enfermos de EPOC

La enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) se define como un trastorno pulmonar caracterizado por la existencia de una obstrucción de las vías respiratorias, que generalmente resulta progresiva e irreversible. Produce principalmente una disminución de la capacidad respiratoria, que avanza lentamente con el paso de los años y ocasiona un deterioro considerable en la calidad de vida de las personas afectadas, pudiendo ocasionar una muerte prematura. 

Se desconocen las causas que predisponen a su desarrollo. Existen factores genéticos y ambientales que contribuyen a su desarrollo, pero la mayor incidencia se encuentra en personas expuestas al humo de tabaco. En los países desarrollados, el tabaquismo contribuye al 95 % de los casos de EPOC. Entre un 20 % y un 25 % de los fumadores desarrollan la enfermedad.

Además se aprecia que las mujeres adictas al tabaco suelen ser más propensas a padecerlo, especialmente a partir de los 40 años.  Un hecho preocupante ya que según las últimas tendencias del tabaquismo, cada vez fuman más mujeres. En España, entre los 16 y 24 años  fuman más mujeres que hombres. La enfermedad pulmonar afecta al 10,2 por ciento de la población de entre 40 y 80 años y da lugar a cerca de 18.000 muertes anuales. 

Entre las hipótesis que explican estar mayor vulnerabilidad femenina se encuentra que la  vía respiratoria de las mujeres reacciona con más frecuencia de una forma anormal a vínculos externos, lo que se conoce como hiperreactividad bronquial. Por otra parte, los neumólogos apuntan que los estrógenos que segrega la mujer durante su ciclo hormonal  pueden actuar como compensadores o protectores frente al desarrollo de la enfermedad. Por ello cuando aparece la menopausia pueden ser más susceptibles de contraerla.

Como recomendaciones para evitar y frenar la EPOC se recomienda llevar un estilo de vida saludable. En primer lugar dejar el tabaco, practicar ejercicio diario de 30 a 60 minutos, realizar cinco comidas variadas y en pequeñas cantidades, y vacunarse de la gripe.  

Para su detección temprana y tratamiento se aconseja prevención. Las tos típica del fumador, expectoración y dificultades para respirar pueden ser síntomas antes los que ponerse en alerta. Para su diagnóstico basta una espirometría, una prueba en la que se mide la función pulmonar, y que se puede realizar en cualquier centro de atención primaria.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Últimos artículos

Secciones de Salud