El Ginseng y sus beneficios para el bienestar

Con la llegada del verano es normal sentir que estamos más cansados de lo habitual. Y es que las altas temperaturas pueden provocar una bajada de tensión arterial y un aumento de sudoración para refrescar el cuerpo. Por otro lado, salimos más, cambiamos la rutina y arrastramos el agotamiento de todo el año. Pero, ¿qué podemos hacer para sentirnos mejor y con más energía?

En este caso os hablamos del ginseng, un suplemento natural con interesantes propiedades para mejorar nuestro bienestar.

¿Qué es el Ginseng?

El ginseng es una planta procedente de Corea, China y Japón de la cual se utiliza su raíz por tener grandes beneficios para la salud física y mental.

Esta raíz, conocida como señor o rey de las hierbas, ha sido usada durante cientos de años en Asia oriental. A día de hoy, se sigue utilizando como remedio natural para favorecer condiciones de agotamiento, facilitar la resistencia y mejorar la concentración.

 

Sus propiedades para la salud

También conocida por su nombre botánico 'panax ginseng Meyer', el ginseng cuenta con los siguientes beneficios para el bienestar:

  • Antiestrés: El ginseng ayuda a bloquear la segregación de algunas de las hormonas que producen nerviosismo, depresión y ansiedad. Además, estimula la producción de endorfinas, por lo que tomar esta raíz aumenta la sensación de bienestar general.

  • Energético: Otra de las grandes propiedades del ginseng es su poder estimulante. Está considerado como uno de los mejores tónicos energéticos naturales. Es eficaz para mitigar la fatiga crónica y recuperarse antes y mejor de situaciones de sobreesfuerzo físico o mental.

  • Mejora el sistema inmunológico: Esta planta incrementa el volumen de glóbulos blancos en sangre, con lo que ayuda al organismo a combatir mejor las infecciones y enfermedades.

  • Agilidad mental: El ginseng actúa de manera favorable sobre la memoria, mejorando el aprendizaje y aumentando la capacidad de comprensión. Esto se debe a que esta planta tiene un efecto vasodilatador que ayuda a que exista una buena circulación sanguínea en el cerebro.

  • Regula el colesterol: Las raíces de ginseng contienen más de veinte sustancias que ayudan a que el colesterol no se acumule en las arterias. Además, también hace que el organismo produzca la cantidad de insulina que el cuerpo necesita.

  • Ayuda a respirar mejor: Otro beneficio de esta planta es que está compuesta por saponinas que actúan de manera positiva en las mucosas respiratorias. Esto ayuda a expulsar secreciones pulmonares y calma la tos.

  • Deseo sexual: Al mejorar la energía y el bienestar, el ginseng podría estimular la erección en el hombre y ayudar a activar el deseo sexual.

 

¿Cómo beneficiarse de todas las propiedades de esta planta?

La manera más eficaz de obtener estos beneficios para la salud es tomar suplementos nutricionales de ginseng. Estos suplementos suelen encontrarse generalmente en cápsulas con una gran concentración de esta planta, lo que favorece la activación de sus beneficios en el organismo y el estado de ánimo.

Como cualquier otro suplemento alimenticio, es importante consumirlo bajo la supervisión de un especialista.