Estudian si el aceite es bueno durante el embarazo

Expertos del hospital Virgen del Rocío de Sevilla han iniciado un estudio en 30 mujeres -con preclampsia en el embarazo- para demostrar si la ingesta de aceite de oliva en este grupo poblacional induce una menor citotoxicidad (por ejemplo, el colesterol) en células endoteliales (células de la pared arterial).

La preclampsia es la complicación del embarazo más común y peligrosa, por lo que debe diagnosticarse y tratarse rápidamente.

En los casos severos pueden llegar a poner en peligro la vida del feto y de la madre. Se caracteriza por el aumento de la tensión arterial (presión sanguínea, hipertensión) junto al de proteínas en la orina (proteinuria), así como edemas en las extremidades.

Conocido el efecto normotensor (que normaliza la tensión) del aceite de oliva, los científicos pretenden comprobar si el suero obtenido de la sangre de la paciente, tras el consumo de un desayuno con aceite de oliva enriquecido en polifenoles, tiene una mayor reducción de la citotoxicidad in vitro en células de la pared arterial (células endoteliales y monocitos), frente al mismo desayuno pobre en polifenoles.

Por otro lado, el grupo del Virgen del Rocío quiere analizar la función endotelial (medida entre otras con una técnica de láser doppler) en dicha población tras el consumo de un mismo aceite con diferente contenido en compuestos fenólicos; y determinar in vivo si la ingesta del mismo aceite de oliva con distinto contenido en polifenoles tiene efecto sobre los biomarcadores plasmáticos de estrés oxidativo, inflamatorios y expresión de proteínas.

«Nuestro grupo en la década de los 90 demostró cómo el consumo de aceite de oliva virgen, en comparación con el aceite de girasol alto en oleico, reducía los niveles de presión arterial en mujeres hipertensas normocolesterolémicas y mujeres hipertensas hipercolesterolémicas», asegura el doctor José Villar Ortiz.

La población procederá de la consultas de la Unidad Clínico Experimental de Riesgo Vascular del Hospital Universitario Virgen del Rocío y serán 30 mujeres en edad fértil y genotipo de Apo E3/3, que han desarrollado cuadro de preeclampsia en el embarazo previo y que ahora son normotensas.