La combinación de tres fármacos se demuestra eficaz en el cáncer de mama

MAMA_LAZO_RETOCADA

Una combinación de tres fármacos se ha convertido en una esperanza para las pacientes con cáncer de mama que tienen metástasis, al lograr una tasa de respuesta al tratamiento superior al 70% y una supervivencia libre de progresión del tumor por encima de los 14 meses.

Miguel Martín, jefe del Servicio de Oncología Médica del Hospital Gregorio Marañón de Madrid ha coordinado un estudio internacional fase II que así lo demuestra. Se trata de la combinación de dos biológicos -la terapia estándar Trastuzumab y el antiangiogénico Bevacizumab-, más la quimioterapia oral Capecitabina.

Si bien en la fase preclínica se había comprobado que los tres juntos conseguían más que cuando actúan por separado, faltaba confirmarlo en pacientes. El doctor ha manifestado que los resultados son positivos y que todo ello se ha logrado "con una excelente buena tolerabilidad".

Para el trabajo, en el que han participado diez hospitales españoles, se reclutaron un total de 88 pacientes con cáncer de mama avanzado, con el objetivo de determinar la eficacia y seguridad de la terapia triple. "La realidad nos está demostrando que es preciso combinar biológicos con citotóxicos si queremos conseguir la máxima eficacia. En este caso se han usado dos terapias dirigidas que habían mostrado una intensa sinergia en líneas celulares de cáncer de mama que sobreexpresan HER2", ha explicado. Por eso, ha proseguido, se han añadido a una quimioterapia oral, la capecitabina, que tiene "un buen perfil de seguridad".

Actuación combinada

El cáncer de mama HER2 positivo, en el que se ha centrado este ensayo, se caracteriza por la presencia de cantidades elevadas de esta proteína en la superficie de las células tumorales y afecta al 20-25% de las mujeres con esta enfermedad. Martín ha considerado igualmente una ventaja el hecho de que la toxicidad de los tres fármacos no se superponga. "Desde luego, es mucho mejor tolerada que otras combinaciones en uso porque, a diferencia de ellas, no produce alopecia ni neurotoxicidad", ha recalcado.

A esto ha añadido que otras posibles complicaciones como mucositis o toxicidad cardiaca "son muy escasas o inexistentes y la calidad de vida de las pacientes es francamente buena". El cáncer de mama es la neoplasia maligna más frecuente en las mujeres y cada año se diagnostican más de un millón de nuevos casos, con una tasa anual de mortalidad cercana a los 400.000 fallecimientos.