Una nueva técnica para combatir el melanoma

MORENA_RETOCADO

Un equipo de científicos de Estados Unidos ha desarrollado una nueva técnica para prolongar el efecto de los linfocitos T que inyectan a los pacientes de cáncer para proporcionarles defensas contra los tumores. El doctor Marcus Butler y sus colegas del Dana-Farber Cancer Institute, de Boston (noreste del país), han desarrollado una especie de "inmunoterapia adoptiva" que puede permitir a las células T (un tipo de glóbulo blanco) sobrevivir en el riego sanguíneo de los pacientes con melanoma durante más de un año en algunos casos.

La técnica fue probada en un grupo de nueve pacientes con melanoma avanzado y, diez semanas después de comenzar la terapia, siete de los nueve pacientes tenían más linfocitos que cuando iniciaron el proceso. Pasado este periodo, la enfermedad siguió estable en tres pacientes; en otro caso se extendió a los pulmones y otro paciente experimentó una remisión completa.

Evita complicaciones

"El estudio demuestra que es posible mantener altos niveles de células antitumorales T en los pacientes durante un largo período de tiempo, evitando las complicaciones de las técnicas convencionales", señala Butler, quien recordó que estos suelen tener fuertes efectos secundarios. "Nuestra técnica abre el camino a tratamientos menos tóxicos (que la quimioterapia) y ataques inmunológicos de mayor duración contra las células del cáncer", agregó.

Los linfocitos T son los responsables de coordinar la respuesta inmune, constituyen el 70 por ciento del total de los linfocitos que segregan proteínas y se encargan de destruir proteínas ajenas al organismo. Por tanto, combaten infecciones y también el cáncer. Las células T aprenden a reconocer los antígenos y atacar las células tumorales que los transportan. En condiciones normales, las células T reinyectadas mueren en cuestión de días, pero con esta técnica los médicos pueden aumentar su capacidad de resistencia.