Nueva molécula que frena el tumor cerebral

CEREBRO_RETOCADO

Investigadores del Institut de Recerca Biomèdica de Bellvitge (Idibell) han descubierto que la molécula Nutlina-3a frena el desarrollo de los tumores cerebrales. Esta molécula activa la proteína p53, que induce la muerte celular y la pérdida de capacidad para reproducirse del cáncer cerebral, hecho que frena su crecimiento.

Los resultados de este hallazgo han sido publicados en el último número de la revista PLOS One. El glioblastoma multiforme es el tumor cerebral más común y más agresivo en adultos y, pese a los esfuerzos en nuevos tratamientos como la innovación tecnológica en neurocirugía, la radioterapia y ensayos clínicos con nuevos agentes terapéuticos, la mayoría de los pacientes mueren a los dos años del diagnóstico.

La coordinadora del estudio, Avelina Tortosa, ha explicado que uno de los objetivos de su grupo es "encontrar sustancias que sensibilicen a las células tumorales a la radioterapia para que el tratamiento sea más eficiente". El estudio también ha servido para demostrar que el uso de la Nutlina-3a mejora la respuesta de las células de glioblastoma a la radioterapia.

"La radioterapia induce daños en el ADN de las células tumorales", ha explicado Tortosa. Según la investigadora, "las células activan mecanismos de reparación y, si no son capaces de repararse, se autodestruyen. Con la Nutlina-3a hemos visto que aumenta la muerte de células tumorales y por lo tanto aumenta la eficacia del tratamiento de radioterapia".