Diseñan unas microcápsulas para mejorar la tolerancia a la quimioterapia

laboratorio-quimioterapia

La profesora del Departamento de Ingeniería Química y Textil de la Universidad de Salamanca Eva María Martín del Valle trabaja en el diseño de unas microcápsulas que permitirán suministrar quimioterapia al organismo de forma menos dañina a los enfermos que padezcan cáncer de pulmón.

El objetivo de este proyecto es evitar el rechazo que se produce en algunos pacientes con los métodos actuales y mejorar así la calidad de vida de los enfermos, según explicó la investigadora.

El proyecto ha sido premiado con una beca Starting del Consejo Europeo de Investigación, una de las más prestigiosas ayudas a nivel internacional, que en este caso está dotada con 1,4 millones de euros.

Desde el año 2001 el equipo liderado por la doctora Martín del Valle, en colaboración con el oncólogo Juan Jesús Cruz y los cirujanos torácicos José Luis Aranda y Gonzalo Varela han centrado sus esfuerzos en lograr «la revascularización del pulmón después de reseccionarlo cuando se opera al paciente de cáncer».

Tras los buenos resultados obtenidos en este proyecto, Martín del Valle planteó la posibilidad de producir unas microcápsulas con los requerimientos adecuados (biocompatibilidad, tamaño, velocidad de liberación) de manera que no produzcan rechazo en el paciente y que puedan así administrar un fármaco comercial. Con este nuevo proyecto se conseguirá liberar la dosis farmacológica directamente en las células tumorales sin afectar a las sanas.

«Podríamos decir que incorporamos a estas microcápsulas un detector, un GPS de moléculas, células o sistemas que irían inmovilizados en la célula», explicó la doctora Martín del Valle.

Células tumorales

Esa «partícula inteligente», como la definió la investigadora, contiene una información que la redirige hacia una célula tumoral a través de sus propiedades.

Y es precisamente este nuevo trabajo el que ha sido beneficiado con una beca Starting del Consejo Europeo de Investigación (ERC), uno de los más importantes reconocimientos científicos en el ámbito europeo e internacional. A juicio de la profesora Martín del Valle, la investigación puede resultar «crucial» a largo plazo en la lucha contra el cáncer, ya que de obtener resultados positivos en los tumores pulmonares, el siguiente paso a seguir sería la extrapolación a otros tipos de células tumorales.

«Nos hemos centrado en el cáncer de pulmón porque sabemos que ahí las cápsulas funcionan de cara a que no generan un rechazo y eso ya es bastante importante como punto de partida», dijo la investigadora.

Pero si el sistema funciona para los tumores pulmonares, esto abriría la posibilidad de utilizarlo para otro tipo de tumores, modificando una serie de condiciones en la micropartícula para que pueda reconocer otro tipo de células cancerígenas.