Aceite que previene el cáncer de mama

aceite-cancer-mamaQue el aceite de oliva es sinónimo de salud es algo que, afortunadamente, ya casi todo el mundo sabe hoy. Diversos estudios han demostrado que el oro líquido tiene un sinfín de propiedades beneficiosas para el organismo y muchos de ellos, y no por casualidad, se han llevado a cabo en la propia provincia de Jaén, donde la investigación en torno al aceite de oliva es incesante.

La última de la que se conocen resultados la ha llevado a cabo el profesor del área de Inmunología del Departamento de Ciencias de la Salud de la UJA, José Juan Gaforio, que junto a su equipo, compuesto en total por siete personas, ha conseguido demostrar que un compuesto presente en el aceite de oliva virgen, denominado 'escualeno' podría prevenir el cáncer de mama al actuar sobre las células epiteliales de mama reduciendo el estrés oxidativo y protegiendo su ADN del daño oxidativo.

Y para evidenciar que el tema no es baladí, el estudio ha sido publicado en la edición online de la revista Food and Chemical Toxicolog (especializada en Ciencia y Tecnología de los Alimentos), una prestigiosa publicación inglesa. El profesor José Juan Gaforio destaca que los estudios epidemiológicos realizados con anterioridad demuestran que hay una correlación inversa entre el consumo de aceite de oliva y la incidencia de cáncer de mama, pero hasta el momento, no se conocía con exactitud qué compuestos presentes en el aceite de oliva eran los que poseían esta capacidad de prevenir el cáncer de mama en humanos.

«Nuestros resultados revelan que el escualeno, presente en altas concentraciones en los aceites de oliva vírgenes, podría ser el responsable, al menos parcialmente, de este efecto preventivo y de la baja incidencia de cáncer de mama en aquellas comunidades que consumen la dieta mediterránea al disminuir el estrés oxidativo en las células epiteliales de mama y proteger su ADN del daño oxidativo», apunta el profesor, que añade que «hay que tener presente que el estrés oxidativo se ha asociado con la génesis de los procesos tumorales».

Confirmación

La investigación, señala el responsable de la misma, se ha llevado a cabo durante un periodo de tres años y viene a confirmar, una vez más, que el aceite de oliva es una fuente de salud en sí mismo. «Queremos que quede claro que las personas pueden prevenir el cáncer de mama consumiendo aceite de oliva virgen, que tiene el citado componente, y que no se trata de una sustancia que se pueda suministrar en una pastilla a modo de medicamento», manifiesta Gaforio, que hace hincapié en que «siempre estamos hablando de aceite de oliva virgen extra, que es el que mantiene todas su propiedades naturales intactas».

El investigador insiste en la importancia de esta investigación «porque ha sido publicada en una revista científica de prestigio y para hacerlo antes un equipo de expertos ha comprobado exhaustivamente todos los datos que aportamos, de manera que está publicada porque hay argumentos sólidos para ello».

El equipo de José Juan Gaforio lleva siete años estudiando los efectos beneficiosos del aceite de oliva virgen extra, siempre tratándolo como un producto dentro de la alimentación, no como la aplicación a un posible fármaco. Durante este tiempo han analizado como esos componentes minoritarios actúan de forma aislada en las células tumorales y normales.

Efectos

En reiteradas ocasiones, el profesor ha detallado cómo hasta el momento se conoce el efecto beneficioso de la alimentación habitual y moderada de aceite de oliva virgen extra para prevenir enfermedades cardiovasculares; para prevenir desarrollos de algunos cáncer; su efecto positivo para el metabolismo de la glucosa. Pero esa gran variedad de componentes también está comenzando a vislumbrar «sus efectos antienvejecimiento y antioxidantes tan potentes, y la misión tan interesante que pueden cumplir cuando hablamos de un consumo moderado para prevenir la oxidación corporal», asegura.

Gaforio, incansable investigador en aceite de oliva, opina que «hay todavía un gran desconocimiento sobre los componentes de este alimento y sus beneficios para la salud». Y es que en opinión del investigador, la mayoría de la gente sabe que una de las bases del aceite de oliva virgen extra es el ácido oleico, pero no es el único, «el aceite de oliva tiene bastante más cantidad de grasas, además se estima que el dos por ciento del virgen extra son componentes minoritarios, en torno a 230 compuestos químicos diferentes y aunque algunas de sus funciones se conocen ya como beneficiosas para la salud, son también prometedores otros datos que se tienen encima de la mesa».