35.000 granadinos aún compran gafas de sol no homologadas

Más de 35.000 granadinos adquieren sus gafas de sol en tiendas que no están homologadas para venderlas por su baja calidad, y lo hacen en establecimientos sin control para su comercialización como mercadillos, bazares o en la venta ambulante.

Según ha informado el Colegio Nacional de Ópticos y Optometristas de Andalucía, se calcula que en Granada, el 15% poblacional que aún adquiere productos de esta categoría cuyas lentes, compradas en canales de venta ilegales, no han pasado ningún control de calidad, ni óptico ni sanitario.

El uso de este producto puede provocar mareos, visión doble, cefaleas y "perjudicar extraordinariamente" la visión con diversas enfermedades, que se incrementan en torno al 20% en época estival.

La delegada en Granada del Colegio de Ópticos-Optometristas de Andalucía, María Isabel Paredes, ha apuntado que cada persona tiene una sensibilidad distinta a la luz, por lo que el tipo de lente "ha de ser personalizado", y por tanto, es necesario el asesoramiento de un profesional, que resulta "imprescindible" para que el cliente adquiera las gafas que mejor se adapten a sus necesidades.

Paredes ha afirmado que una lente oscura "no garantiza" una protección adecuada contra la luz solar y aumenta la posibilidad de provocar trastornos o molestias oculares a las personas que requieren una corrección óptica.

El Colegio de Ópticos-Optometristas recomienda conocer el color adecuado de cada lente así como la categoría del filtro solar que se divide en cinco modalidades, dependiendo de la absorción de la luz solar, el uso que se le dé, las restricciones y el estado del clima.