Investigan los genes para combatir la obesidad en adultos y niños

obesidad-infantil

La empresa Vitagenes, surgida de la Universidad de Granada y ubicada en el Parque Tecnológico Ciencias de la Salud, ha desarrollado un proyecto para combatir la obesidad en adultos y niños a partir del estudio de los genes, lo que permite elaborar dietas personalizadas y más efectivas para perder peso.

El doctor José Luis Mesa, director del proyecto, ha explicado que la denominada 'Nutrigenética' permite conocer características únicas de cada persona y saber si tiene problemas metabólicos que no sería posible detectar con analíticas normales.

De esta manera, la Nutrigenética permite conocer, tras un análisis genético, las pautas nutricionales que son más adecuadas para cada persona, teniendo en cuenta además que, con bastante frecuencia, se observa en el ámbito clínico cómo la misma dieta funciona para perder peso en una persona y en otras no.

La directora de Nutrición de Vitagenes, Esther Gil, ha destacado al respecto que la Nutrigenética permitirá saber qué dieta es la más adecuada en cada persona y hará que la pérdida de peso sea más efectiva, "ya que cada persona es única", ha dicho. Por su parte, la doctora Cristina Campoy, directora del Centro de Excelencia de Investigación Pediátrica Eurístikos de la Universidad de Granada, ha señalado que la investigación también puede ser aplicable a los niños.

"La obesidad en la población infantil y adolescente es un grave problema para el futuro sanitario global, por lo que hay que trabajar en la consecución de nuevas estrategias que reduzcan su incidencia desde etapas precoces de la vida", ha señalado Campoy, quien confía en la utilidad de la pruebas genéticas para aminorar la problemática de la obesidad infantil.

Según ha explicado, la investigación genética podrá permitir conocer qué tipo de dieta es la más adecuada para cada niño y establecer de esta forma "pautas efectivas y personalizadas" desde la infancia. Todo ello tiene "especial importancia" puesto que las pautas nutricionales que un niño consiga establecer en su infancia, las mantendrá durante toda su vida, y lo convertirá en un adulto sano.

Según recientes estadísticas de la Organización Mundial de la Salud, facilitadas por estos investigadores, en el mundo mil millones de personas padecen sobrepeso u obesidad, un problema con graves consecuencias para la salud ya que puede originar diabetes, enfermedad cardiovascular e incluso varios tipos de cáncer.