Propiedades y beneficios para la salud del pomelo

El pomelo es una fruta cítrica que pertenece a la familia de las rutáceas. En España, su temporada de consumo abarca aproximadamente desde noviembre hasta abril, siendo por tanto los meses de otoño e invierno los mejores para tomar esta fruta. Debido a las vitaminas y minerales que contiene, el pomelo es una fruta con muchos beneficios para la salud.

Propiedades nutricionales del pomelo

A pesar de ser un cítrico, el pomelo no se consume tanto como la naranja, la mandarina o el limón, aunque también tiene muchos nutrientes interesantes para la salud. Los principales son:

  • Agua: representa aproximadamente el 90% de la fruta. Por esta gran cantidad de agua, el pomelo posee un escaso valor calórico, que procede de una mínima cantidad de carbohidratos.
  • Vitamina C: al igual que la naranja, el pomelo es rico en vitamina C. Esta vitamina es muy importante porque favorece el desarrollo del colágeno y los glóbulos rojos y mejora la absorción del hierro y la resistencia a las infecciones.
  • Ácido fólico (vitamina B9): el ácido fólico participa en el desarrollo de glóbulos blancos y rojos, la formación de material genético y los anticuerpos. El pomelo también contiene pequeñas cantidades de otras vitaminas del grupo B (B1, B2 y B3).
  • Ácidos: abundan en el pomelo los ácidos málico, oxálico, tartárico y cítrico, que le dotan de su sabor característico y le confieren algunos de sus beneficios. El ácido cítrico, por ejemplo, potencia la acción de la vitamina C.
  • Flavonoides: como la naringina, la narigenina y la quercitina. De ellos el más abundante es la naringina. Estos compuestos tienen importantes efectos antioxidantes.
  • Minerales: destacan el potasio y el magnesio. El potasio es un mineral esencial para la transmisión de impulsos nerviosos y la actividad muscular, mientras que el magnesio se relaciona con un buen funcionamiento de intestino, nervios y músculos.
  • Carotenoides: como, por ejemplo, el beta-caroteno (provitamina A). Sólo están presentes de forma significativa en la variedad de pomelo con pulpa de color oscuro. También tienen funciones antioxidantes.
  • Fibra: el pomelo contiene muy poca fibra, y esta se encuentra en la parte blanca entre la pulpa y la corteza, por lo que se pierde si se utiliza para hacer zumos.

Beneficios para la salud del pomelo

Gracias a todos sus nutrientes, el pomelo tiene numerosos beneficios para la salud:

  • Hidrata el cuerpo por su gran contenido en agua.
  • Previene la anemia: el pomelo ayuda a absorber mejor el hierro de los alimentos por la acción del ácido cítrico y la vitamina C.
  • Previene la aparición del cáncer y el envejecimiento: por la acción de sus antioxidantes, el pomelo puede ayudar a combatir la formación de los radicales libres, que favorecen la aparición del cáncer y son responsables del envejecimiento celular. 
  • Es diurético: el alto contenido en agua, potasio y ácido cítrico convierten al pomelo en una fruta diurética, beneficiosa para casos de hiperuricemia, gota, litiasis renal, hipertensión arterial y otras enfermedades asociadas a la retención de líquidos.
  • Mantiene la salud arterial y del corazón: gracias a nutrientes como el potasio y la vitamina C, el pomelo mejora los niveles de lípidos de la sangre, convirtiéndose en aliado para personas con ateroesclerosis. Los antioxidantes bloquean la acción de los radicales libres que modifican el colesterol ‘malo’ (LDL), evitando el desarrollo de la aterosclerosis y reduciendo el riesgo cardiovascular y cerebrovascular.
  • Es un aliado contra las infecciones: tomar pomelo refuerza el sistema inmunológico, consiguiendo que el cuerpo sea más resistente a infecciones y catarros.
  • Ayuda durante el embarazo: el ácido fólico es responsable de los procesos de división y multiplicación celular que tienen lugar de durante los primeros meses de gestación, por lo que el consumo de zumo de pomelo es interesante para cualquier mujer embarazada.
  • Mejora el aspecto de la piel: ya que la vitamina C participa en la formación del colágeno, el pomelo ayuda a combatir el daño de la piel, mejorar su textura y reducir las arrugas.