Propiedades y beneficios de la mandarina para la salud

La mandarina es el fruto del árbol mandarino, que pertenece a la familia de las Rutáceas y al género botánico Citrus. Su época de madurez y consumo es el otoño e invierno, de noviembre a marzo principalmente. Por su pequeño tamaño, dulzor, suavidad y propiedades para la salud es una de las frutas más apreciadas y consumidas durante los meses de frío.

Propiedades de la mandarina

El componente mayoritario de la mandarina es el agua. Junta ella esta fruta también contiene:

  • Fibra (sobre todo pectina): está presente sobre todo en la parte blanca, entre la pulpa y la corteza, y favorece el tránsito intestinal.
  • Vitamina C: la mandarina no es tan rica en vitamina C como la naranja, pero la contiene en gran cantidad. Esta vitamina interviene en la formación de colágeno, huesos y dientes y glóbulos rojos. Además favorece la absorción del hierro y la resistencia a las infecciones.
  • Betacaroteno o provitamina A: más abundante en la mandarina que en el resto de cítricos. Es esencial para la visión, el buen estado de la piel, el cabello, las mucosas, los huesos y el sistema inmunológico. Tanto la vitamina A como la C cumplen funciones antioxidantes.
  • Ácido fólico: 100 gramos de mandarina aportan aproximadamente el 40% del ácido fólico que se necesita en un día. Esta fruta también contiene pequeñas dosis de vitamina B1, B2 y B6.
  • Potasio: es el mineral que más abunda en esta fruta. Es necesario para la transmisión y generación de impulsos nerviosos y para la actividad muscular. La mandarina también aporta otros minerales como calcio y magnesio y, en menor medida, hierro, zinc y fósforo.
  • Ácido cítrico, responsable de su acidez. Esta sustancia tiene un efecto desinfectante y potencia la vitamina C.
  • Sustancias antioxidantes como los flavonoides.
  • Menos cantidades de azúcares y calorías que otras frutas de su mismo género.

Beneficios de la mandarina para la salud

Por su contenido en vitaminas, fibra y antioxidantes, la mandarina tiene muchos beneficios para la salud. Algunos de ellos son:

  • Hidrata el cuerpo y mejora el sistema renal: la mandarina es una fruta diurética por su alto contenido en agua, potasio y ácido cítrico, que favorecen la eliminación del ácido úrico y sus sales.
  • Refuerza el sistema cardiovascular: los flavonoides que contiene protegen las paredes de los vasos sanguíneos, y la pectina ayuda a reducir el colesterol perjudicial (LDL). De esta manera se reduce el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares. Además, su potasio ayuda a normalizar la presión arterial alta.
  • Previene algunos tipos de cáncer por la acción antioxidante conjunta de la vitamina C, los carotenoides y los flavonoides.
  • Combate el estreñimiento: la fibra que contiene esta fruta ayuda a evitar el estreñimiento. Además reduce la absorción de grasas y sustancias tóxicas.
  • Refuerza el sistema inmunológico: la vitamina C mantiene fuerte el sistema inmune, lo que ayuda a combatir enfermedades como la gripe.
  • Combate la diabetes: según una investigación de la Universidad de Western Ontario, la nobiletina que contiene la mandarina ayuda a combatir la diabetes de tipo 2, regulando el nivel de insulina en la sangre.
  • Combate la anemia: la vitamina C aumenta la absorción de hierro aportado por otros alimentos vegetales y favorece la producción de glóbulos rojos. Por eso las mandarinas son adecuadas para personas que tienen anemia.
  • Ayuda a la visión: las vitaminas A y C de la mandarina pueden ayudar a prevenir la degeneración macular relacionada con la edad, una de las causas de la pérdida de visión.
  • Previene la aparición de enfermedades degenerativas.

Además de todos estos beneficios, ayuda de manera especial a:

  • Embarazadas: la mandarina contiene gran cantidad de ácido fólico, vitamina imprescindible para los procesos de división y multiplicación celular que tienen lugar en los primeros meses de gestación.
  • Deportistas: la mandarina contiene gran cantidad de potasio, un mineral necesario para el funcionamiento de los músculos. Además, la vitamina C que contiene es imprescindible para sintetizar el colágeno, proteína que ayuda a mantener unidos los tendones, huesos, ligamentos y músculos.