¿Las mascotas ayudan a dormir mejor?

Si quieres pasar una noche de sueño placentero o simplemente lo sientes así… ¡Es que lo necesitas! Para ello, quizás lo más recomendable es dejar a tu mascota fuera del dormitorio. Pero, ¿y si no fuera así? La respuesta a esta pregunta puede tener su germen en un estudio reciente llevado a cabo por la Clínica Mayo en Scottsdale (EEUU) publicado en la revista “Mayo Clinic Proceedings”. La investigación analiza cómo nuestros animales, sobre todo perros y gatos, influyen en la calidad del sueño, positiva o negativamente. El estudio recoge que más de la mitad de los pacientes de una clínica de sueño aseguraron que dormían con sus mascotas en el dormitorio.

 

Lois Krahn, especialista en Medicina del Sueño y colaboradora en este estudio, explica que es preciso analizar la influencia que tienen las mascotas sobre nuestro sueño, ya que les permitimos dormir en la misma habitación que nosotros.

 

Uno de cada cinco de los participantes en el estudio afirmó que la presencia de la mascota en el dormitorio le resultaba algo molesta a la hora de dormir, mientras que dos de cada cinco sujetos solamente hacían referencia a los beneficios de tenerla en el dormitorio mientras se duerme, sin expresar malestar.

 

La selección de sujetos experimentales se compuso de 150 personas, previamente tratados en el Centro de Medicina del Sueño de la Clínica Mayo en Arizona. Tras preguntarles si tenían mascotas o no, 74 de los individuos así lo afirmaron, mientras que 31 de ellos indicaron que tenían más de una en su hogar.

 

Además de la muestra, algunos sujetos admitieron que tenían problemas derivados de los diferentes ciclos de sueño que experimentan humanos y diferentes especies animales. Otras personas, sin embargo, contaron que dormir con su perro o su gato, les aportaba los beneficios propios de cuando se duerme acompañado.

 

Mascotas y dormir bien, ¿una combinación posible?

 

No es difícil intuir que los resultados de este estudio no son del todo concluyentes dada la limitada muestra con la que se ha realizado, pero lo que sí es cierto es que ha abierto la puerta a futuras investigaciones. Estás se centrarían -en todo caso- en cómo afecta la presencia de las mascotas a nuestro sueño y su calidad.

 

Evidentemente, no es únicamente la presencia de las mascotas la que determina cómo dormimos, sino también su especie, tamaño y raza (no es lo mismo, dormir con un perro que con un gato, como tampoco lo es con un San Bernardo y un Chihuahua). Así mismo -y evidentemente- influye el tamaño de nuestro dormitorio y de nuestra cama. Si el animal duerme con nosotros en una cama pequeña, conciliar el sueño, domir toda la noche y dormir bien, se puede convertir en una misión casi imposible.  

0 0 voto
¡Vótame!
Suscríbete
Avisos de
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios

También te puede interesar

0
Nos encantaría saber lo que piensas. ¡Comenta!x
()
x