El grafeno, el material del futuro aplicado al descanso

El mundo del descanso está en una evolución continua incidiendo sobre las técnicas y los hábitos de sueño, así como sobre los materiales y las superficies de los elementos que componen nuestro equipo de descanso. Existe un material revolucionario que en combinación con espumaciones técnicas propias del sector, mejora las capacidades inherentes de éstas.

Nos referimos al grafeno, un nuevo material de múltiples beneficios y aplicaciones descubierto en 2004 y dado a conocer mundialmente en 2010, cuando sus descubridores ganaron al Premio Nobel de Física gracias a este hallazgo.  El grafeno, conocido como “el material del futuro” tiene innumerables aplicaciones potenciales, tantas que ni siquiera sus propios creadores fueron capaces de enumerarlas.

¿Qué es el grafeno? 

Se trata de un nanomaterial compuesto por átomos de carbono con una resistencia mayor que el acero y que dispuesto en forma de hexágonos confiere al material con el que se combine, una ligereza, transpirabilidad y conductividad únicos. Esta tecnología de compresión-conducción completa su función cuando las partículas reforzadas con grafeno son comprimidas conjuntamente, ejerciendo anillos de fuerza que dejan el paso del aire al resto de zonas, permitiendo que el calor sea liberado a través de la convección. 

Aplicaciones al sector del descanso

La combinación de grafeno con otros materiales por ejemplo, la viscoelástica, no genera ningún  tipo de modificación sobre las propiedades de adaptabilidad de la misma, garantizando así un máximo grado de confort y proporcionando la transpirabilidad necesaria para eliminar hándicaps propios de materiales como el gel o viscoelásticos. 

El grafeno combinado con el látex no le resta los beneficios propios del material que mantiene intactas sus propiedades originales: distribución personalizada de las zonas de presión, alivio de la tensión de la musculatura sobre la superficie y total libertad de movimientos, que evitan pérdidas innecesarias de energía.

El grafeno, incorporado al núcleo del colchón convierte la zona de contacto con el cuerpo en un espacio hiperconductivo que procesa diez mil veces más el flujo térmico,  permitiendo un descanso sin ningún tipo de acumulación de temperatura. Los inminentes desarrollos del grafeno aplicados a este sector, seguro que darán lugar próximamente a innovadoras superficies de descanso que te ayudarán de noche, a vivir mejor de día.

 

0 0 voto
Puntuación
Suscríbete
Notifícame de
guest
0 COMENTARIOS
Inline Feedbacks
View all comments

También te puede interesar

0
Nos encantaría saber qué opinas. Por favor, déjanos tu comentario.x
()
x