Un pie destapado, la postura perfecta para dormir

Todos tenemos nuestra “postura idónea” para dormir, independientemente del equipo de descanso en el que nos toca descansar, por ejemplo, si estamos de vacaciones o de viaje de trabajo, o por el contrario, si dormimos en casa. La gran parte de los durmientes, solemos adoptar más o menos la misma postura para dormir noche tras noche. Igualmente, es un asunto común el que la mayoría de la población admita que duerme mejor cuando saca un pie (o los dos) de debajo de la sábana a la hora de dormir, mientras el resto de la anatomía permanece a cubierto.

 

La temperatura corporal y la aparición del sueño

Esta curiosa situación parece tener una explicación científica: existe una relación directa entre la temperatura corporal y la aparición del sueño.  Así, parece estar demostrado que cuando empezamos a quedarnos dormidos (justo antes), la temperatura corporal cae estrepitosamente. Posteriormente, durante las fases más profundas del sueño, incluso vuelve a decaer uno o dos grados por debajo de lo normal.

Según un nutrido grupo de investigadores, las bajas temperaturas causan somnolencia y aunque la bajada de temperatura corporal previa al sueño es un proceso natural, podemos acelerar el proceso tomando un baño templado antes de ir a la cama o disfrutando de una bebida caliente. Ambas situaciones ayudan al descenso de la temperatura, es por ello, estos hábitos pueden ayudarte a conciliar el sueño.

¿Por qué precisamente destapamos los pies mientras dormimos?

Pero volvamos al tema de los pies, que era lo que nos ocupaba. Probablemente cuando nos destapamos un pie, estamos contribuyendo a la bajada de la temperatura a la que nos veníamos refiriendo anteriormente. Pero ¿por qué precisamente destaparnos esta parte de nuestra anatomía? Las extremidades, tanto superiores como inferiores, por la estructura vascular que presentan y por algunos rasgos característicos, están perfectamente diseñadas para ayudar a disipar el calor de nuestro cuerpo. Sabiendo lo que ya sabemos de la bajada de temperatura para lograr conciliar el sueño y el papel para la termorregulación que juegan las extremidades, la relación parece ser directa ¿No te parece?

La temperatura: un factor fundamental para la calidad del sueño

Se deduce entonces que conseguir la temperatura ideal para dormir es fundamental. Conscientes de ello, en Grupo Lo Monaco hemos trabajado en estos últimos años, para perfeccionar nuestros colchones y equipos de descanso y conseguir productos que faciliten  el equilibrio térmico. Gracias a la tecnología Airflow 360º incorporada a los colchones Triple Natura Plus, podemos evitar que la temperatura se transfiera entre el cuerpo y el colchón, obteniendo así un descanso óptimo.

Otro gran aliado en la regulación de la temperatura es el cubre colchón de Lana Merina de Grupo Lo Monaco, este nos puede ayudar tanto en épocas frías como en las más calurosas del año. Gracias a las cualidades de la materia prima con la que está fabricado, obtendremos siempre la sensación deseada, ya que regula tanto la temperatura como la humedad de nuestro cuerpo.


LoMonaco

LoMonaco

Calle Asima s/n Polígono Industrial Asegra
18210 Peligros - Granada Tlf.: 902 46 11 46
www.grupolomonaco.com

Publicidad