Turnos nocturnos, un obstáculo para el reloj biológico y un buen descanso

turnosUna de las premisas fundamentales para una adecuada higiene del sueño es la regularidad de horarios, pero hay ocasiones en que esta condición no es posible debido a las exigencias laborales. Profesionales del sector sanitario, cuerpos de seguridad del estado, bomberos etc. trabajan normalmente en turnos que hacen que, semanalmente e incluso diariamente, cambien sus hábitos, siendo el sueño una de las conductas más afectadas. Mantener una rutina de sueño incide directamente en los ciclos circadianos que marcan la calidad del mismo, además los individuos tienen que mantener un estado de alerta inapropiado para el momento del día en que se encuentran, y esta condición afecta también negativamente al reloj biológico.

Dada la imposibilidad de suprimir la modalidad del trabajo por turnos, las investigaciones se centran en conocer los efectos nocivos sobre la salud para minimizar sus posibles consecuencias. Así se ha demostrado que los trabajadores con turnos rotatorios en los que se incluyen jornadas nocturnas, presentan casos de insomnio de conciliación, fases de sueño de ondas lentas más cortas y numerosos despertares, sobre todo cuando se van a dormir después del turno de noche. Ni que decir tiene pues, que el nivel de calidad del sueño de estas personas está por debajo de la media, con el riesgo para la salud que conlleva un deficiente descanso.
Si nos encontramos en este caso, podemos seguir algunos prácticos consejos para lograr conciliar el sueñomás fácilmente, cuando llegamos de trabajar por la mañana:

 

-Trabajar con la mayor luz posible durante la noche y asegurarnos que la estancia en la que vamos a dormir permanecerá totalmente a oscuras, cuando vayamos a dormir.
-Solicitar la colaboración de toda la familia, para crear un ambiente silencioso durante el día.
-Llegar del trabajo e ir inmediatamente a la cama. No entretenerse con tareas domésticas, tentempié etc.
-Desconectar los teléfonos de la casa mientras se duerme.
-En días libres y vacaciones, llevar rutinas normalizadas de sueño.

Si a estos consejos le añadimos la agradable sensación y saludable opción de disfrutar de un equipo de descanso que aporte al momento de ir a dormir una comodidad única, seguro que la difícil tarea de conciliar el sueño, se convierte en un sencillo y deseado momento, que nuestra salud agradecerá.


Publicidad