Pacientes bajo control

dialisis-bioimpedancia

De manera no agresiva, fiable y poco costosa, se puede evaluar la composición corporal de una persona, el contenido y la distribución del agua corporal, para determinar sistemáticamente la valoración nutricional. Una información que puede resultar clave en enfermos renales. Así lo defienden los científicos andaluces Pilar Peña, profesora de Enfermería de la Universidad de Jaén (UJA), y Juan García López, del Complejo Hospitalario de Jaén, que han empleado la bioimpedancia, nombre con el que se conoce a este método de monitoreo no invasivo, en pacientes sometidos a diálisis.

 

En una nota, Andalucía Innova indicó que la bioimpedancia se establece como «un instrumento más para valorar la situación nutricional de los pacientes sometidos a diálisis, constituyendo una importante aportación para la labor de educación sanitaria desarrollada por el personal de enfermería que trabaja con pacientes dializados».

Ventajas

La profesora de la UJA, Pilar Peña, señaló que con este trabajo se pretende llegar a conocer la composición de la masa corporal de las personas con insuficiencia renal crónica terminal en programa de hemodiálisis, «ya que si se es capaz de determinar esas cantidades, se podría ayudar a estos pacientes evitando posibles complicaciones derivadas de la enfermedad o del tratamiento al que están sometidos».

«El conocimiento de la composición corporal y de la distribución de los fluidos en estos pacientes es vital en la evolución clínica desde el punto de vista nutricional y de adecuación de la dosis de diálisis», añadió.

En cuanto a los resultados, Peña destacó que serán de una «enorme importancia para la valoración nutricional del paciente renal». «Pero podrían abrirse otras posibles líneas de investigación en cuanto al contenido total de agua, distribución compartimental, forma de distribución de la urea, e incluso algo muy importante en este tipo de pacientes, como es la aproximación al concepto de 'peso seco'», señaló.