Deshabituación del tabaco en cuatro sesiones

El hábito de fumar es la drogodependencia más extendida y la primera causa previsible de pérdida de salud y muerte prematura. Cuando un fumador fuma, la nicotina del tabaco pasa a su sangre y el nivel de endorfinas aumenta de forma notable. Por ello, para ayudar en la deshabituación del tabaco, Estética Albéniz utiliza un tratamiento basado en la termoestimulación, que aumenta las endorfinas del organismo de manera natural para perder esta dependencia a la nicotina. Y tan sólo en cuatro sesiones.

Tratamiento para dejar de fumar en Clínica Estética Albéniz

El tratamiento de deshabituación del tabaco de Clínica Estética Albéniz consiste en cuatro sesiones de unos cuarenta minutos por sesión, en cuatro días consecutivos.

Para llevar a cabo este tratamiento efectivo, indoloro y sin contraindicaciones es necesaria la colaboración del paciente que desea y está decidido a dejar de fumar.

En este tratamiento se utiliza un láser infrarrojo que provoca la termoestimulación realizada en puntos de oreja, nariz y manos (como si fuesen puntos de acupultura). Lo que se busca es producir en el organismo una superproducción de endorfinas. De manera que la producción de endorfinas vaya enlazada con la naturaleza del cuerpo humano. Y no enlazada la estimulación de la nicotina al fumar.

Así se consigue que la persona tenga esas hormonas con naturalidad. Con ello, se disminuye la ansiedad del fumador. Así mismo, la tranquilidad de tener las endorfinas más estimuladas permite al paciente descansar mejor, ya que normalmente al dejar de fumar se eleva la ansiedad y con ello el insomnio. Con éste, la persona vuelve a coger el cigarro, para entre otras cosas dormir mejor.

Con la termoestimulación las personas que están intentando dejar de fumar pueden descansar con tranquilidad y coger fuerzas para volver con este reto al día siguiente.

¿Qué es la termoestimulación?

La termoestimulación es un método natural sin contraindicaciones ni efectos secundarios para lograr la deshabituación del tabaco. Para conseguirlo, la termoestimulación consigue eliminar la dependencia física y el mono de la persona que intenta dejar de fumar.

Este tratamiento de Estética Albéniz estimula los exteroreceptores (terminaciones nerviosas libres) a través de pretores mediante una radiación infrarroja de onda corta. Con la termoestimulación, las endorfinas aumentan de forma natural hasta un nivel elevado para que el paciente pierda totalmente la dependencia física a la nicotina. Y como consecuencia final, se consigue la deshabituación del tabaco y la rehabilitación del organismo hasta producir el mismo nivel de endorfinas que una persona no fumadora.

¿Cómo funciona la termoestimulación para la deshabituación del tabaco?

El consumo de drogas, incluido el tabaco, provoca en la persona adicta una drástica alteración de los niveles de endorfinas. Así, el fumador tiene alterada su capacidad de producir endorfinas, de modo que estas sustancias que en las personas no fumadoras se producen en de forma natural, en situaciones de estrés, dolor o felicidad, en los fumadores va inseparablemente unida a la nicotina.

En la práctica, la totalidad de los fumadores que abandonan el hábito del tabaco completamente, experimentan un síndrome de abstinencia cuya intensidad y duración varía según el nivel de dependencia de cada uno. Este síndrome de abstinencia no lo provoca la falta de nicotina sino la falta de endorfinas.

La radiación infrarroja que se produce con la termoestimulación es una radiación electromagnética de frecuencia inferior a la del rojo y superior a las hertzianas de onda muy corta (milimétricas). La estimulación de los exteroceptores induce la segregación de endorfinas, de la misma forma que se produce con el consumo del tabaco.

La termoestimulación mediante la radiación calorífica sobre exteroceptores produce un estímulo suficiente para la segregación de beta-endorfina y de esta forma, en los días que se aplica el tratamiento con abstinencia nicotínica, se conseguiría restablecer la segregación fisiológica de esta sustancia en el fumador.

El aumento de la motivación se traduce como resultado en un proceso de evolución psíquica en relación a incremento de seguridad, reafirmación y satisfacción personal al finalizar el tratamiento.

La termoestimulación es el método más rápido, eficaz y natural para eliminar el hábito del tabaquismo.

Para recibir el mejor tratamiento para dejar de fumar en Granada, no dudes en ponerte en contacto con Albéniz, centro de Medicina Estética en Granada. Conoce el tratamiento por termoestimulación para quitar la adicción al tabaco en sólo cuatro sesiones.