¿Qué debes saber antes de empezar un tratamiento de ortodoncia?

Septiembre es un buen mes para muchas cosas. Entre ellas, para comenzar nuevos proyectos como empezar un tratamiento de ortodoncia para tener unos dientes perfectos. Una decisión que puede cambiar tu vida por completo. Ya que unos dientes bien alineados no sólo ayudan a mejorar la apariencia física y autoestima de la persona, también prevé porblemas de salud. Además, si tú o tus hijos necesitáis ortodoncia, es importante no retrasar el tratamiento, ya que esto puede tener consecuencias negativas. Entre ellas las de necesitar en el futuro un tratamiento más largo y costoso. Pero, ¿qué mas debes saber antes de empezar un tratamiento de ortodoncia?

¿Cuál es el mejor momento para que un niño se ponga aparato?

Desde Clínica Parra Vázquez, especialistas en ortodoncia en Guadix, recomiendan que la primera visita al ortodoncista tenga lugar aproximadamente a los siete años. Ya que es este el momento en el que los niños empiezan a cambiar sus dientes de leche. Y aunque este proceso no suele terminar hasta los 11 o 12 años, cada caso es diferente y conviene estar prevenidos y listos para empezar el tratamiento de ortodoncia justo en el momento indicado. Además, en algunos casos, especialmente cuando se tiene mordida cruzada, puede ser necesario iniciar el tratamiento de ortodoncia de forma temprana, incluso aun con los dientes de leche.

No obstante, será el dentista ortodoncista el que tras estudiar el caso, decida cual es el mejor momento para que el menor se ponga aparato.

¿Cuándo deben los adultos empezar el tratamiento de ortodoncia?

Un adulto que no esté contento con sus dientes o el aspecto de su sonrisa y tenga problemas de maloclusión dental puede comenzar el tratamiento de ortodoncia en cualquier momento siempre que así lo indique su ortodoncista. Aunque lo ideal es no retrasar el momento e iniciarlo cuanto antes para evitar que surjan más problemas.

Cada vez son más los adultos que deciden sonreír sin complejos. De hecho, uno de cada tres pacientes con ortodoncia son adultos. A esto hay que sumarle que ya existen sistemas de ortodoncia totalmente invisibles, que permiten al adulto hacer una vida totalmente normal sin que nadie note que lleva aparato dental. Por ejemplo, la ortodoncia invisible Invisalign o los brackets linguales.

Los beneficios de la ortodoncia

Un tratamiento de ortodoncia supone una inversión importante, pero también un gran cambio en nuestro físico y salud para toda la vida.

Por ejemplo, cuando los dientes están bien alineados y sin apiñamientos, es más fácil llevar una higiene bucodental adecuada y completa. Por lo que también estaremos recudiendo el riesgo de caries.

Por otro lado, una mala mordida también conlleva que los dientes se erosionen, con las consecuencias que esto conlleva.

Pero no sólo los dientes salen beneficiados con la ortodoncia, también nuestro aparato digestivo, nuestros músculos y articulaciones lo harán. Ya que cuando los problemas de mordida hacen que se haga una mala masticación, puede provocar dolencias intestinales y de estómago.

Mientras que está comprobado que los dientes mal alineados provocan dolores maxilares y en el cuello que se resolverán tras una ortodoncia. También pueden aparecer episodios de bruxismo (rechinamiento involuntario de los dientes) que se reducen o eliminan cuando la dentadura logra alinearse.

Tampoco podemos pasar por alto el gran beneficio que supone para la autoestima tener una dentadura sana y bien alineada. Lo que permitirá al paciente reir sin complejos y mejorar sus relaciones sociales.

Si crees que ha llegado el momento de iniciar este tratamiento para ti o para tus hijos, no dudes en acudir a tu dentista de confianza y preguntar todas las dudas e inquietudes que tengas. Los profesionales de Clínica Parra Vázquez te esperan en Avda Medina Olmos, 45 (Guadix).