importancia, - Salud IDEAL

  • Vacuna contra la gripe: Efectos secundarios

    Vacuna contra la gripe: introducción

    La gripe es uno de los problemas más comunes de la época invernal. Se trata de una infección respiratoria que ocasiona la acción de varios virus en nuestro organismo. La mayoría de las personas que la padecen suelen mejorar, pero existen casos en los que se complica hasta el punto que puede derivar en fallecimientos. Según fuentes autorizadas en el ámbito de la salud, recibir la vacuna contra la gripe cada año “es la mejor forma de reducir la posibilidad de contraer la infección y contagiar a otras personas”. Es muy importante. Y es que la vacuna genera anticuerpos unas dos semanas después de su aplicación. Estos se encargan de proteger nuestro organismo contra la infección con los virus que contiene la propia vacuna contra la gripe. 

    Lo cierto es que existen distintos tipos de vacunas contra la gripe, incluyendo específicas para esas personas mayores de 65 años. Solo su especialista sabrá indicarle cuál de ellas es la más adecuada para usted. Toda persona de medio año o personas mayores deben ser vacunados cada temporada contra la gripe. Eso sí, si eres alérgico al huevo debes consultar con tu especialista antes de recibir la vacuna.  

    De igual forma debes informar si tu organismo ha reaccionado con anterioridad a las vacunas, o si bien tiene fiebre o tiene el conocido como síndrome de Guillain Barré, un trastorno poco común que hace que el sistema inmunitario ataque el sistema nervioso periférico dificultando la transmisión de señales. 

    ¿Por qué debe vacunarse contra la gripe? Tipos de vacuna

    Según el Centro para la Prevención y Control de Enfermedades de Estados Unidos, la vacuna contra la gripe es la mejor forma de defenderse. Suponen beneficios como esa protección y evitar hospitalizaciones y la posible muerte. 

    Existen vacunas tradicionales contra la gripe, llamadas trivalentes, que se fabrican para proteger contra los tres virus de la gripe: el de la gripe A H1N1 -estos son sus síntomas -  el de la gripe A H3N2 y un virus de la gripe B.  También existen vacunas conocidas como tetravalentes que brindan protección contra los mismos virus de la anterior más un virus de la influenza B. 

    La realidad es que la efectividad de la vacuna contra la gripe puede variar  de un año a otro. La protección depende de la edad y también del estado de salud de la persona que lo recibe y hasta de la ‘correspondencia’ entre los virus incluidos en la vacuna y los que se expanden en esta época del año. Por ello es importante llevar a cabo el procedimiento todos los años. 

    Efectos secundarios de la vacuna contra la gripe

    Si se preguntan si la vacuna contra la gripe le evade por completo de la enfermedad, lo cierto es que no. Según destacan las fuentes norteamericanas citadas con anterioridad, la vacuna puede fabricarse con el virus de la vacuna contra la gripe que ha sido “desactivado” y por tanto no es infeccioso, o bien con proteínas de un virus de la vacuna contra la gripe en vez de varios virus de la propia inyección.  Pero pueden generarse efectos secundarios. 

    Estos virus son debilitados con la vacuna contra la gripe. Están adaptados al frío y solo causan infección con temperaturas más bajas de las que residen en el interior de la nariz. Pero como efectos secundarios a la aplicación de esta pueden ser los siguientes: 

    • Fiebre
    • Dolores
    • Enrojecimiento, sensibilidad o inflamación en la zona donde se administró la inyección correspondiente. 

    Son casos leves que duran poco tiempo. Como norma habitual, aquellas personas que reciben la vacuna contra la gripe no presentan problemas graves. Sin embargo, en extrañas ocasiones, puede generar problemas como reacciones alérgicas severas, de ahí la importancia de mantener informado en todo momento a su especialista. 

    Fuentes: 

    Biblioteca Nacional de Estados Unidos (NIH): 

    Centro para el Control y Prevención de Enfermedades norteamericano (CDC):