Consejos para dejar de fumar: cuatro estrategias

Tabaquismo

El tabaquismo es una de las causas más importantes de muerte en todo el mundo. Se trata de un vicio que cualquier persona puede adoptar en un momento determinado de su vida sin pararse a pensar en las circunstancias nocivas para el estado de salud y también de quienes le rodean. Solo en España se producen unas 50.000 muertes al año, muchas de ellas en personas que comenzaron a fumar mucho antes de alcanzar la mayoría de edad.  Y es que el consumo de tabaco es un problema, especialmente para el fumador. 

Tal es así que los gobiernos de los respectivos países ya vienen adoptando desde la última década políticas para acabar con su consumo en lugares públicos y zonas especialmente vulnerables como las inmediaciones de un parque infantil –tres de cada cuatro niños están expuestos al humo del tabaco -  o de un centro sanitario. Todo ello encaminado también a propiciar un incremento de la cifra de personas que dejan de fumar.  Unas medidas que pretenden reducir 7.4 millones de muertes prematuras. 

La realidad es que son muchas las personas fumadoras las que deciden dejar de fumar por motivos de salud o también por motivos económicos, ya que con el precio actual de una cajetilla, al año supone un gasto exacerbado. Estos son dos motivos de peso, y son los que debe recordar en todo momento siempre que haya un amago de recaída. 

Deben servirle como motivos para dejar de fumar que tendrá menos posibilidad de padecer cáncer, infartos o problemas cardíacos y accidentes cardiovasculares, entre otras enfermedades.  También ganará en respiración, la presión arterial suya disminuirá y su piel, dientes y uñas lucirán de una tez diferente. 

Abstinencia y medicación

Lo cierto es que, como toda sustancia adictiva, el organismo detecta la carencia de nicotina y se manifiesta de una forma peculiar. Son los conocidos como síntomas de abstinencia. Entre todos ellos destaca el intenso deseo de nicotina, esa calada al cigarrillo que debe intentar evitar pero que puede consumir incluso en tratamiento médico a fin de reducir la ansiedad. 

También puede exponerse como síntomas la ansiedad, tensión, inquietud, frustración, impaciencia, dificultad de concentración, dolor de cabeza, somnolencia , incremento del apetito y hasta depresión

La realidad es que la mayoría de los fumadores son conscientes de cómo se sienten cuando dejan de fumar. El 80-90 por ciento de los fumadores habituales son adictos a una droga como la nicotina que afecta a muchas partes del cuerpo como el cerebro. Cuando deja de fumar –consumir nicotina- el organismo comienza a adaptarse y es cuando se exponen los síntomas de abstinencia.  ¿Cómo combatirlos? Puede usar chicles, parches, inhaladores, aerosoles, y caramelos de nicotina o pastillas de bupropion de liberación lenta salvo que seas una mujer embarazada o una persona con trastornos de la alimentación o que beban mucho.   

Además, se usan pastillas de vareniclina que debe tomarse con receta como los inhaladores o los aerosoles nasales citados con anterioridad.  Será su especialista quien determine si puede o no tomarlas para dejar de fumar. 

Consejos para dejar de fumar

Como decimos, la implantación de tratamientos para acabar con la adicción a la nicotina y poder dejar de fumar, se recomienda trazar un plan tan sencillo como exigente. Exigente porque la realidad es que abandonar el tabaco puede suponer un esfuerzo titánico. El secreto está en adaptar sus hábitos de vida y su capacidad para mentalizarse de que puede sacar este reto hacia delante. 

  • ¿Preparad@?:

Lo primero que debe plantearse es si se siente listo para dejar de fumar. Valore sus circunstancias personales en el momento y cuál es el punto donde suele echar mano del tabaco. Si se ve preparado, dé el primer paso y comuníqueselo a todas las personas de su entorno para bien que le ayuden o le brinden comprensión. 

  • Un plan:

Lo segundo, establezca un plan para esos momentos donde con asiduidad usted solía fumar siendo rigurosamente específico. Si lo hacía con el café, cámbielo por otra bebida, un té quizá. Si se siente agobiado, márchese a dar un paseo; si fumaba en el coche, ponga un paquete de chicles o caramelos. También puede buscar actividades de distracción. 

  • Nuevo estilo de vida:

Decántese también por cambiar sus horarios y hábitos diarios. Incluso puede permitirse el huir de ciertos habitáculos que le recuerden al consumo de tabaco. Mastique chicle o una rama de canela o apio con el fin de simular que tuviese algo en la boca como si fuese un cigarrillo, pero más saludable. También puede adoptar hábitos de vida saludable como hacer cualquier tipo de ejercicio. 

  • La meta

La meta no es ni más ni menos que conseguir dejar de fumar. Es la gran meta, pero para llegar primero hay que seguir dando pasos hasta ella. Establezca si quiere fechas para dejar de fumar a corto plazo y si lo logra  otórguese una recompensa. Por ejemplo, el dinero del paquete lo puede introducir en un tarro para ver su evolución y después gastarlo en algo que sea de su preferencia. 

Resulta fundamental no pensar todo el día en el tabaco cuando usted se ha decidido a dejar de fumar. Los medicamentos y otras herramientas pueden ayudarle al igual que los pasos anteriores aquí expuestos. ¿Y si recae? No se deje llevar. Puede resultarle tan complejo que puede ‘pecar’, pero no tiene que pensar en una recaída. El siguiente puede no ser necesario. 

De igual forma, existen otra serie de prácticas además de los tratamientos como los programas para dejar de fumar y técnicas como la auto hipnosis. El mejor remedio es que se ponga en manos de un especialista para que le brinde la ayuda necesaria. 

*NOTA: Este artículo tiene una finalidad informativo- divulgativa. Siempre ha de ser un médico especialista el que determine los procesos de diagnosis, tratamiento y terapias complementarias que estime. Si cree que puede estar enfermo acuda a su centro de salud o a un especialista colegiado, bajo ningún concepto se automedique o tome decisiones relativas a su salud en virtud de lo leído aquí o en cualquier otro sitio web.

FUENTES: 

Portal de Información de los Institutos Americanos de la Salud (NIH) 

Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades de EEUU