4 consejos para cuidar la salud de los pulmones de forma natural

Cuidar nuestra salud general es de vital importancia para mantenernos sanos y disfrutar de una calidad de vida excelente en todos los niveles y a cualquier edad. No obstante, hoy nos centramos en el aparato respiratorio, uno de los sistemas más importantes para el ser humano. Y es que, es precisamente el aparato respiratorio el encargado de obtener la energía necesaria para alimentar todas las células del organismo.

Dentro de este aparato, los pulmones son los órganos más importantes, debido a que son los encargados de realizar el intercambio gaseoso que permite el paso del oxígeno y la eliminación del dióxido de carbono junto a otros tóxicos que se pueden adquirir en el ambiente. Los pulmones extraen dióxido de carbono y agua de la sangre y los expulsan al exterior, al tiempo que toman oxígeno del aire y lo introducen en el torrente sanguíneo, que los transportará a todas las partes del organismo.

Como decíamos, otra de las funciones de estos órganos, que a su vez son los más grandes de nuestro cuerpo, es la de actuar como filtro externo para ayudar en la eliminación de sustancias peligrosas para nosotros, como pueden ser fármacos o medicamentos que presentan un sistema de prostaglandinas.

A la hora de cuidar este par de órganos, existen algunos consejos que nos permiten de forma fácil y natural mantenerlos siempre al máximo rendimiento.

En primer lugar, sigue una alimentación sana y equilibrada. Como bien sabrás, todo lo que comemos influye en nuestra salud, y como no podía ser de otra forma también en la de nuestros pulmones. En este caso, existen algunos alimentos muy beneficiosos en concreto que actúan como protectores. Entre ellos, destacan los alimentos ricos en vitaminas antioxidantes, como es el caso de la vitamina C presente en cítricos como la naranja, el limón, el pimiento o las fresas, o la vitamina E, que puede encontrarse en cereales integrales o frutos secos como la almendra o los cacahuetes.

También los alimentos que contienen ácido graso Omega 3 influyen de forma positiva en la salud de nuestros pulmones, algunos de ellos son el pescado, los mariscos, el aceite de linaza o determinadas verduras y hortalizas.

Otros alimentos recomendados son aquellos ricos en betacaronetos, presente en alimentos como la zanahoria el melón o las espinacas, y los que contienen selenio, un mineral altamente beneficioso para los pulmones que podemos encontrarlo en carnes, pescado y huevos.

Al contrario, la sal consumida en exceso se convierte en un gran enemigo para la salud en general, y para los pulmones en particular. Dado que diversos estudios han constatado que las dietas ricas en sodio incrementan el riesgo de sufrir asma o la agravan en los adultos que ya la padecen.

Desde Oximesa, empresa de servicios de atención domiciliaria, inciden especialmente en los efectos perjudiciales del tabaco, una de las causas que más problemas pulmonares ocasiona. Los fumadores tienen en promedio, 20 veces más probabilidades de desarrollar cáncer de pulmón o morir a causa de esta enfermedad. Aunque, no sólo es importante dejar todo tipo de cigarrillos, también lo es evitar estar en contacto con el humo de segunda mano, especialmente en los niños, debido a que las personas que respiran el aire que otros fumadores expulsan, repleto de toxinas y compuestos químicos, también aumentan considerablemente el riesgo de padecer enfermedades pulmonares.

Además, fumar tiene efectos negativos para prácticamente todo el cuerpo, incrementa el riesgo de sufrir gastritis, cáncer de estómago, úlceras, acidez de estómago, anginas, hipertensión, insuficiencia cardíaca, arteriosclerosis, pérdida de libido e impotencia.

No podemos olvidar que mientras que el 15% del humo que desprende el cigarrillo es inhalado por la persona que fuma, el 85% queda disperso en el aire.

Vivimos sumidos en grandes ciudades con niveles de contaminación que superan con creces los límites legales y saludables de dióxido de nitrógeno. Dado este problema de contaminación perjudicial para los pulmones, otro de los consejos que damos es ir al campo y disfrutar del aire puro y fresco siempre que se tenga ocasión. Esto ayuda a rejuvenecer tanto la mente como el cuerpo, además de brindarte experiencias inolvidables con tus amigos o familiares.