Dormir (bien) con alergia es posible

La primavera, o la odias o la amas ¿razones para desear que no hubiese llegado nunca? Fundamentalmente porque es temporada de alergias, y la sintomatología de las alergias es para temerle: irritación de los ojos, asma de diferente intensidad, prurito en la piel, estornudos fuertes, etc.

Un elevado número de españoles (se calcula que aproximadamente 8 millones), padecen alergia a diferentes tipos de pólenes presentes sobre todo en los meses de la primavera. Por otro lado, según los expertos, los niveles de pólenes son superiores a primera hora de la mañana o también a última hora de la tarde-noche, por lo que es difícil librarse de ellos.

¿Cómo podemos aliviar los síntomas de las alergias para dormir bien?

Lidiar con la alergia durante el día resulta difícil, pero cuando llega la noche por desgracia tenemos que seguir combatiendo síntomas. Llegamos a la cama muy cansados del propio malestar y de la medicación que se prescribe para la alergia, que en ocasiones provoca sueño y agotamiento.

Para dormir esta sintomatología de la que venimos hablando, resulta especialmente molesta, por lo que se torna imprescindible tomar una serie de medidas en el dormitorio del alérgico, que en combinación con el tratamiento médico, minimicen el malestar que provocan estas reacciones.

Higiene en el dormitorio para un ambiente limpio

Evitar textiles pesados en el dormitorio, que puedan quedar impregnados de partículas de polen. Además, antes de meternos en la cama podemos probar a ducharnos, el vapor del agua caliente despejará nuestras vías respiratorias y nos desharemos de alérgenos que hayan podido quedar adheridos a nuestra piel.

Cambiar con frecuencia la ropa de cama

La ropa de cama debe cambiarse frecuentemente. También es importante evitar colgar las sábanas para secar al aire libre, sobre todo cuando los niveles de polinización repuntan, así evitamos que las fibras textiles retengan sustancias susceptibles de provocar reacciones.

Cerrar las ventanas

En primer lugar lo más importante es intentar dejar de estar en contacto con los alérgenos, para ello es necesario impedir que entren las partículas de polen dentro de la estancia donde se duerme, limitando el tiempo en el que ventilamos la habitación.

Pero ventilar sigue siendo imprescindible y conviene hacerlo en los momentos del día en los que los niveles de pólenes son más bajos.

Equipo de descanso antiácaros

La alergia a los ácaros, aunque se manifiesta todo el año, se intensifica en primavera (y en otoño), por tanto hay que procurar evitar (ya no solo en esta estación si no durante todo el año), la acumulación de estos microorganismos en el dormitorio.

Y de suma importancia son las características de la cama dónde duerme el alérgico. Los materiales de fabricación del colchón y de la almohada, deben evitar la proliferación de colonias de ácaros en su interior. El criolátex, material desarrollado en exclusiva por Lo Monaco, ejerce de barrera que impide la acumulación microorganismos, lo que asegura las excelentes propiedades antiácaros los colchones de Criolátex de Grupo Lo Monaco.

 


LoMonaco

LoMonaco

Calle Asima s/n Polígono Industrial Asegra
18210 Peligros - Granada Tlf.: 902 46 11 46
www.grupolomonaco.com

Publicidad