Salud IDEAL - calor

  • ¿Por qué la temperatura es tan importante para dormir bien?

    Cuando pasamos, casi sin darnos cuenta, de las noches tórridas del verano a madrugadas con temperaturas más suaves, propias del otoño que ya tenemos casi encima (este 2017 empieza el 22 de septiembre), es inevitable que más de una noche nos despertemos pasando frío.

    En verano nos conformamos casi con una simple sábana bajera para dormir, porque cualquier ropa de cama de más nos estorba. Sin embargo, llegados a esta época, notamos que nuestra cama no está equipada como debiera, y, o bien pasas frío, o bien, si te has aventurado a colocar alguna colcha o cobertor fino, puedes notar el efecto contrario y puedes estar durante toda la noche tapándote y destapándote.

  • Cómo dormir bien cuando hace calor

    Seguramente estas noches pasadas has tenido problemas para conciliar el sueño, ya que han sido inusualmente calurosas, y esto solo es el preludio del verano que está a la vuelta de la esquina. Dormir bien cuando hace calor es prácticamente imposible, de hecho es el factor más señalado como el causante del insomnio.

    Según el Doctor Guillén-Riquelme del Laboratorio del Sueño de la Cátedra UGR-LoMonaco, lasaltas temperaturas durante la noche alteran los ritmos circadianos del organismo y aumentan la vigilancia durante el sueño, lo que hace que nuestro descanso sea superficial y fragmentado. Tomando como queja frecuente la incapacidad de dormir debido a la temperatura, algunos estudiosse han centrado en demostrar como optimizando la temperatura de la piel (que está controlada por factores externos), mejora la calidad del sueño.  

  • Consejos para los enfermos respiratorios o EPOC frente al calor

    La exposición a elevadas temperaturas supone una agresión a nuestro organismo, hay peligro de deshidratación, agravamiento de una enfermedad crónica y golpe de calor. Y supone un problema mayor para las personas más sensibles al calor como deportistas, trabajadores expuestos al aire libre, bebés, mayores de 65 años que vivan solos, dependientes, con enfermedades crónicas o patologías agudas; en estados febriles, o bajo medicación. Dentro de estos grupos de riesgo se encuentran los enfermos respiratorios o con enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC). Oximesa, empresa líder y con gran experiencia en la atención domiciliaria del paciente respiratorio, recuerda las recomendaciones del Servicio Andaluz de Salud para evitar los golpes de calor.

  • El calor y la contaminación enemigos de las enfermedades respiratorias crónicas en verano

    Esta estación estival está siendo especialmente dura por las sucesivas olas de calor que han hecho elevar los termómetros de nuestro país. Aunque se trata de un fenómeno normal en esta época del año según los meteorólogos, se deben tomar medidas para evitar sus efectos negativos sobre la salud, y que afectan especialmente a aquellos que padecen enfermedades respiratorias crónicas. Este ascenso de las temperaturas aumenta el riesgo de sufrir dichas afecciones, agrava el asma bronquial y la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), la bronquitis crónica y el enfisema pulmonar. 

  • La temperatura en verano influye en nuestro descanso

    Este mes de junio hemos pasado de un duro invierno a casi instantáneamente disfrutar de una temperatura de verano, apostamos incluso a que no te ha dado ni siquiera tiempo a cambiar la ropa de armario o a quitar el nórdico de la cama.

    Una de las actividades de nuestra cotidianidad que se ve alterada cuando aprieta el calor es el sueño nocturno. En efecto, cuando las altas temperaturas hacen estragos en nuestro organismo nuestro descanso se ve afectado.