Salud IDEAL - navidad

  • 8 consejos para mantener una dieta sana también en Navidad

    En estas fechas tan señaladas que se que se aproximan resulta más difícil que nunca seguir una dieta sana. Por eso, en los días en los que la comida es la gran protagonista de las reuniones entre amigos y familiares, es aún más importante tener en cuenta una serie de consejos para ayudarnos a abordar las fiestas y comidas navideñas de manera saludable.

    Celebrar la Navidad suele asociarse a comidas copiosas que además de la ganancia de peso, suponen un sobreesfuerzo del aparato digestivo que puede dar lugar a otros problemas como acidez, pesadez, hinchazón abdominal e indigestión, que su vez pueden provocar nauseas, diarreas y vómitos. De hecho, en estas fechas es frecuente encontrar los médicos saturados como consecuencia de ingestas excesivas.

  • Abuso de alcohol, un riesgo aún mayor en Navidad

    Durante estas fechas tan señaladas, el consumo de bebidas alcohólicas registra un aumento considerable, particularmente en menores de 34 años, quienes durante navidades aumentan su consumo en 18 unidades de alcohol cada semana.

    En la época navideña, con las comidas de empresa, las reuniones entre amigos, o las cenas familiares, corremos el riesgo de abusar con el alcohol y no ser conscientes de cuando el mero consumo pasa a convertirse en un abuso con graves consecuencias para la salud y la propia vida.

  • Cómo afrontar los excesos de Navidad

    Navidad es sinónimo de concordia y buena voluntad, pero también de excesos derivados de la degustación de suntuosos manjares regados con los mejores caldos y bebidas espirituosas que son inversamente proporcionales a la práctica deportiva. Pero la factura a pagar no solo se cuantifica en euros de menos en nuestra cuenta, sino también en una importante descomposición a la que nuestro organismo se ve sometido en escasos 15 días con abandono absoluto de la rutina que habitualmente rige nuestros bioritmos y, por supuesto, en los kilos de más que aparecen el día que empezamos a probarnos prendas en las rebajas.