Salud IDEAL - noche

  • ¿Dulces antes de ir a la cama? No, gracias

    No podemos negar que alguna que otra vez nos ha pasado que, antes de irnos a dormir plácidamente en nuestro colchón, hemos hecho una  incursión y hemos asaltado sigilosamente nuestro frigorífico, yéndonos a la cama con el deleite que provoca ese sabor de boca dulce que nos deja una chocolatina o el primer dulce que ha estado a nuestro alcance.

  • ¿Has dormido la siesta hasta tarde? Cómo hacer para dormir por la noche

    Lasiesta es una costumbre compartida por países tan dispares como son Japón, España o Sudáfrica, y aunque se suele practicar en horarios algo diferentes, el momento es la segunda mitad del día y en la mayoría de las ocasiones coincide que sucede tras ingerir alimento (almuerzo). Así que, más que un hábito,dormir la siesta responde a una necesidad biológica, un receso que los organismos necesitan hacer a una determinada hora del día, cuando ocurre una bajada de energía acompañada de una sensación de somnolencia.

    ¿Estamos diciendo entonces que como estamos programados biológicamente para la siesta, es necesario dormirla? ¿Cuánto tiempo y dónde? ¿Existe la siesta perfecta?

  • ¿Qué ocurre si te acuestas sin desmaquillarte?

    Después de una intensa noche de fiesta, llegamos a casa agotadas y deseando quitarnos los zapatos, y lo más importante… ¡con muchas ganas de dormir! Ocurre entonces algo inevitable: se nos olvida desmaquillarnos antes de irnos a la cama. Esto aunque te suene a broma, es una auténtica catástrofe para la piel, ya que mientras dormimos ocurren importantes procesos de regeneración celular, a los que no favorece nada un cutis lleno de maquillaje.

  • Las horas doradas del sueño: las mejores para la salud de tu piel

    No nos cansamos de repetirlo, mientras descansas cómodamente en tu colchón, ocurren en el organismo diferentes procesos regenerativos, y mientras que suceden, la piel es una de las grandes beneficiadas. Pero no todas las horas son iguales en lo que a regeneración de la piel se refiere, existe un lapso de tiempo mientras dormimos (las llamadas Golden Hours)en la que la piel alcanza su nivel máximo de recuperación.

     

    Dormir 6 horas ¡qué mínimo!

    El número de horas que dormimos influye directamente en la salud de nuestra piel, esto es un conocimiento compartido popularmente, pero lo que ahora también se sabe es que  las primeras horas del sueño –que algunos estudios identifican con las cuatro primeras entre las 10 de la noche y las 2 de la mañana– son las más importantes.

    Durante estas cuatro horas, la hormona del crecimiento alcanza altas concentraciones en sangre. Esta hormona,es la responsable de la mineralización de los huesos, el incremento de la masa muscular, estimula el crecimiento de los órganos y durante su pico máximo,la piel entra en un estado de regeneración y cicatrización.

  • Las nuevas tecnologías no me dejan dormir

    Vivimos en la sociedad de la hipercomunicación y de la información a tiempo real gracias al ritmo que hemos adoptado desde que estamos inmersos en la era Internet. Nos cuesta despegarnos de nuestro teléfono móvil, portátiles y tablets, ya que necesitamos estar conectados hasta última hora para tener siempre conocimiento de todo y así sentirnos mejor.