Salud IDEAL - cafeina

  • ¿Aumenta la cafeína la quema de grasa?

    La cafeína es una sustancia famosa dentro y fuera del mundo del deporte por su efecto estimulante, que favorece la reducción de la fastidiosa sensación de fatiga. Pero lo que muchos no conocen es que además de estimular, la cafeína tiene efecto lipolítico que ayuda a aumentar nuestro metabolismo basal y favorece el uso de grasa como fuente de energía.

    La cafeína se encuentra de forma natural en más de 60 plantas, siendo las variedades más conocidas las hojas de té, el café y los granos de cacao, aunque hoy en día pueden encontrarse una gran diversidad de productos con cafeína específicos para quemar grasa en tiendas especializadas como Masmusculo. Cuando ingerimos esta sustancia, sus efectos pasan al cerebro, donde se produce un efecto estimulante en el sistema nervioso central. Este efecto aumenta el enfoque y reduce la sensación de fatiga. Aunque la cafeína también aumenta la producción de energía, es decir, posibilita que se quemen calorías a un ritmo mayor a través de la termogénesis, o producción de calor en el cuerpo.

  • Café o té ¿cuál es mejor?

    El café y el son estimulantes, si bien es cierto que cuando se toman con regularidad se desarrolla una fuerte tolerancia a ambas bebidas y dejan de hacer tanto efecto. Aunque tienen nombres diferentes, ambos contienen la misma sustancia, la cafeína pero en distinta concentración.

    Si nos basamos únicamente en su composición, el café gana por diferencia como estimulante: una taza de té contiene la mitad de dosis de cafeína (40 miligramos) que la que se encuentra en una taza de café filtrado (entre 80-115 miligramos). Los científicos concluyen que la dosis de cafeína no es lo único que contribuye a estimularnos, sino también influye nuestro estado de alerta, de ánimo, de salud etc.

    Puede ser que las mayores diferencias entre el café y el té surjan una vez nos hemos metido en la cama. Tras comparar a personas que bebían la misma cantidad de té o café en un mismo día, investigadores de la Universidad de Surrey,  Reino Unido, confirmaron que aunque ambas bebidas producen beneficios similares con respecto a la capacidad de atención durante el día, las personas que beben café tienden a tener más complicado conciliar el sueño por la noche, quizás porque es entonces cuando el elevado contenido de cafeína del café empieza a hacerse notar. Por el contrario los bebedores de té, suelen tener un sueño más largo y relajado.

  • Cuando dormir (más) no es la mejor solución para el cansancio

    Cuando te sientes agotado, el primer consejo es siempre dormir más. Tiene sentido ¿verdad? Y más aún si nos enfrentamos a largas horas de trabajo dentro y fuera de casa. Aun así, algunos de nosotros pasamos nuestros días cansados y amodorrados, incluso después de dormir las 7 u 8 horas recomendadas de sueño cada noche. ¿Qué nos está pasando?