Salud IDEAL - dormir

  • Dormir mucho durante el fin de semana perjudica el rendimiento social y escolar

    La irregularidad de horarios a la hora de dormir, según un estudio reciente de la Universidad Complutense de Madrid, influye negativamente en el rendimiento académico y social, sobre todo en el caso de los adolescentes, entre los que es habitual que duerman un número de horas bastante diferente si es un día entre semana o se trata de fines de semana. Esta irregularidad supondría  un desfase entre su reloj biológico y su reloj social, que a su vez disminuye el rendimiento cognitivo de los jóvenes, que además el estudio apunta, es mayor en el caso de las chicas. 

  • Dormir nos hace más guapos

    Dormir puede ser un gran secreto de belleza, y no debería de sonarnos raro, es más ¿cuántas veces, después de una noche de insomnio, nos hemos levantado y al mirarnos al espejo hemos pensado “qué mala cara tengo”? Por un lado, si reposamos de forma óptima nos sentimos mejor, mucho más relajados  y ya sabemos que “la cara es el espejo del alma”. Por otro lado, se ha demostrado que el “sueño de belleza” (beauty sleep) es una realidad y es esa propiedad reparadora del descanso la que nos hace más guapos. Diferentes estudios han demostrado que durante el sueño nocturno ocurren  importantes reacciones metabólicas en las células, que contribuyen a eliminar sustancias y que hacen aumentan nuestros rasgos de belleza.

  • Dormir poco engorda

    No es la primera vez que se relacionan la falta de sueño y los malos hábitos alimenticios, y es que, es sabido por todos que la privación de sueño afecta en mayor o menor medida a nuestro estilo de vida y salud en general, pero hasta el momento se desconocía la conexión que existía entre una y otra.

    Ahora, investigadores de la Universidad de Chicago han establecido el vínculoentre un sueño deficiente y la alimentación “no saludable”. Así han encontrado que la falta de sueño altera algunas de las sustancias químicas de nuestro cerebro, en concreto, una llamada endocannbinoide 2-araquidonilglicerol (2-AG) que suele presentar niveles bajos durante la noche, elevándose durante el día y que en altas concentraciones incrementa los antojos y la sensación de placer al comer o ingerir refrescos dulces.

  • Dormir profundamente nutre la vida

    Hoy17 de Marzo se celebra el Día Mundial del Sueño, cuyo eslogan este año es “dormir profundamente, nutre la vida”. El evento anual, que se viene celebrando hace ya 8 años, es una iniciativa de laWorld Association of Sleep Medicine, para concienciar la indiscutible importancia de descansar correctamente cada noche.

    De hecho, hay tres hábitos que no pueden faltar si se quiere llevar un estilo de vida saludable:dormir bien, unaalimentación equilibrada yevitar el sedentarismo.

  • Educar a los padres para mejorar el sueño de los hijos

    El descanso es esencial para el bienestar y desarrollo de los niños, por eso dentro de los temas que preocupan a madres y madres, es un clásico la calidad del sueño infantil ¿Crees tus hijos no están durmiendo tan bien como debieran? Deberías saber que las costumbres de los padres, pueden influir en el sueño infantil.

  • El cerebro se altera tras una noche sin dormir bien

    Dormir es una actividad universal y presente en animales y humanos, por ello, su mecanismo de acción y funciones son un tema constante de estudio por parte de investigadores de diferentes campos, y es que del sueño, queda mucho por esclarecer.

    En el estudio que nos ocupa, un equipo de científicos, dirigidos por el Dr. Nissen, psiquiatra de laUniversidad Medica Central de Freiburg (Alemania), ha demostrado un efecto más en nuestro cerebro que acontece si no dormimos correctamente.

  • El sonambulismo, mitos y verdades

    El sonambulismo (del latín somnus: sueño, ambulare: caminar) es una parasomnia, y como tal se manifiesta como fenómenos físicos y conductas no deseables que ocurren durante el sueño. El sonámbulo es capaz de realizar conductas de diferente complejidad mientras está dormido: andar, gesticular, sentarse en la cama, hablar palabras inconexas… Los ojos permanecen abiertos durante el episodio, aunque el sonámbulo no ve nada, y simplemente hace uso del recuerdo de las características del entorno para llevar a cabo las acciones. Durante años se interpretó como una experiencia vivida de los sueños, pero actualmente se sabe que ocurren durante la fase de sueño profundo (No REM), donde la actividad onírica es inexistente.

  • El uso excesivo de las redes sociales puede alterar nuestro sueño

    Un estudio reciente de la University of Pittsburgh School of Mediciney los Institutos Nacionales de Salud en EE.UU ha demostrado que existe una correlación entre el uso de las redes sociales y los trastornos del sueño entre los jóvenes adultos.

  • Estar sentado mucho tiempo, un hábito cada vez más común y poco saludable

    ¿Pasas más de 6 horas sentado al día? Este fenómeno relacionado con ritmo de vida que se nos impone en la actualidad e íntimamente unido al sedentarismo, es ya tan habitual que se estudia por expertos de diferentes disciplinas, en prestigiosas universidades de un extremo a otro del planeta. Permanecer sentado mucho tiempo al día, incluso ya tiene un nombre, importado como no del inglés, el “sitting”.

  • Exprime al máximo las mañanas y levántate con una sonrisa

    Después de pasar una buena noche de sueño, necesitamos levantarnos de la mejor manera posible, para tener un día redondo. El modo en que nos levantamos de la cama, aunque te lo creas, influye considerablemente en el desarrollo de la jornada que comienza. La clave está en la actitud y en poner interés en aprovechar el tiempo desde bien temprano, para ello, aquí van algunos consejos.

  • Hacer cosquillas a los niños antes de dormir

    Una buena dosis de cosquillas bien pueden incluirse dentro de los rituales que los padres ponemos en marcha cuando llega la hora de que los niños vayan a la cama. Las cosquillas generan confianza y bienestar en los más pequeños de la casa, pero ¡ojo! dado la amplitud del término “cosquillas” conviene hacer una puntualización: jamás propicies el nerviosismo de tu hijo al ir a dormir, por lo que aquellas que provocan las carcajadas del niño (y su subsecuente activación) no son nada recomendables.

    Además, un reciente estudio ha demostrado que solo surten efecto cuando se está de buen humor.

  • La falta de sueño en España, influida por el huso horario

    Esta semana aparecía en el periódico británico The Guardian, una columna que firmaba Paul Kelly, investigador del Sleep andCircadian Neuroscience Institute de la universidad de Oxford, donde afirmaba qué los déficits de sueño en la población española no eran una cuestión cultural, si no que estaban asociados al huso horario del país.

    El origen del interés, radicaba en una moción presentada por el PSOE en el Congreso en la que se pedía que determinados programas dirigidos claramente a un público infantil y juvenil, se emitieran en un horario que permitiera el descanso de los más pequeños. Se argumentaba con razón que “los hábitos televisivos juegan un papel importante en la falta de descanso nocturno en nuestro país”. Como en la mayoría de países, mucha gente ve habitualmente la televisión, o utiliza los ordenadores y los teléfonos móviles por la noche hasta muy tarde: “los niños que no duermen lo suficiente presentan problemas como irritabilidad, somnolencia y falta de concentración”. Los parlamentarios, señalaron que todo el país sufre falta de sueño y que los españoles en general duermen “un promedio de horas inferior al de otros europeos”.

  • La parálisis de sueño

    Imagínate que te despiertas de forma repentina porque has tenido una pesadilla, te sientes fatigado y angustiado, y de repente, notas que no puedes mover ni una sola parte de tu cuerpo: estás completamente paralizado, sientes una presión sobre el pecho, te falta el aire, ves borroso y no puedes percibir de forma clara los objetos que tienes a tu alrededor. Estarías sufriendo  un episodio de la llamada “parálisis del sueño”, un trastorno de la conducta del sueño dentro de la categoría de las parasomnias (según la Clasificación Internacional de los Trastornos del Sueño).

  • La UGR y Grupo Lo Monaco crean la Cátedra de Investigación del Sueño

    Desde hace ya varios años la simbiosis entre facultad y empresa, lleva dando sus frutos en lo que a investigaciones para dormir mejor se refiere. Desde 2014, cuando ambas sellaron su primer convenio, la firma granadina líder en descanso, y la prestigiosa Universidad de Granada, aúnan esfuerzos para lograr un objetivo común: conocer en definitiva que es lo que nos hace dormir bien. 

  • Las horas doradas del sueño: las mejores para la salud de tu piel

    No nos cansamos de repetirlo, mientras descansas cómodamente en tu colchón, ocurren en el organismo diferentes procesos regenerativos, y mientras que suceden, la piel es una de las grandes beneficiadas. Pero no todas las horas son iguales en lo que a regeneración de la piel se refiere, existe un lapso de tiempo mientras dormimos (las llamadas Golden Hours)en la que la piel alcanza su nivel máximo de recuperación.

     

    Dormir 6 horas ¡qué mínimo!

    El número de horas que dormimos influye directamente en la salud de nuestra piel, esto es un conocimiento compartido popularmente, pero lo que ahora también se sabe es que  las primeras horas del sueño –que algunos estudios identifican con las cuatro primeras entre las 10 de la noche y las 2 de la mañana– son las más importantes.

    Durante estas cuatro horas, la hormona del crecimiento alcanza altas concentraciones en sangre. Esta hormona,es la responsable de la mineralización de los huesos, el incremento de la masa muscular, estimula el crecimiento de los órganos y durante su pico máximo,la piel entra en un estado de regeneración y cicatrización.

  • Las parasomnias, comportamientos no deseados durante el sueño

    Las parasomnias suponen comportamientos extraños y no deseados que realiza una persona mientras duerme, y que pueden ocurrir  justo en el momento de quedarse dormido, mientras se duerme o cuando la persona va a despertar. Además, las parasomnias pueden afectar en cualquier etapa de la vida y cada vez un mayor número de  personas sufren estos comportamientos. Lo anterior se debe, en parte, a un mayor conocimiento acerca de los diferentes trastornos del sueño y la preocupación por tener una vida más sana y mayor bienestar.

  • Miel para combatir el insomnio

    La solución a nuestro insomnio nocturno puede encontrarse muy a mano, tan cerca como en nuestra propia cocina. Además de la leche por sus propiedades sedantes, o ciertos alimentos que son recomendables incluir en nuestra cena, la miel es uno de los que más nos ayudarán a dormir mejor. 

  • Optimismo y descanso

    El optimismo es un planteamiento vital mediante el cual la persona reacciona ante los problemas con confianza y actitud positiva. Los optimistas suelen creer que las circunstancias negativas y las malas experiencias son temporales, y que tienen fácil solución. Por el contrario, los individuos considerados pesimistas piensan que las malas rachas son permanentes y que y que afectan a todos los aspectos de su vida. 

  • Quiénes necesitan dormir más ¿las mujeres o los hombres?

    Dormir bien aumenta nuestra calidad de vida

    Dormir bien es indispensable para la salud, no descansar lo suficiente nos puede crear dolores de cabeza, musculares, de espalda, ansiedad, estrés, ataques de ira, deshidratación y numerosas dolencias y enfermedades. En casos muy extremos, es posible incluso que se desarrollen graves trastornos mentales.

    Las horas de sueño recomendadas para los adultos, están entre siete y nueve horas (según informa la Fundación Nacional del Sueño de Estados Unidos), aunque parece ser que existen diferentes necesidades de descanso, asociadas al género. Así encontramos varios estudios en los que se asegura que las mujeres necesitan dormir más que los hombres.

  • Quieres rendir mejor, ¡duerme bien!

    Dormir bien es la clave para ser realmente productivos en nuestro puesto de trabajo. Lo ideal es que descansemos una media de siete u ocho horas para mantener la eficiencia en el trabajo. Según un estudio de la Universidad de Cambridge, realizado a más de 21.000 empleados británicos, dormir menos de 6 horas al día influye negativamente en el desempeño laboral, más que otros hábitos como pueden ser fumar, beber o padecer de obesidad. Este análisis afirma que además, después de un mal descanso, otros factores afectan negativamente a la falta de rendimiento. Así problemas musculares, seguido de la intranquilidad por la situación económica o ser víctima presiones o abusos en el trabajo, completarían la lista de motivos que hacen que no se rinda como se debiera.