Salud IDEAL - dormir

  • Cómo dormir bien cuando hace calor

    Seguramente estas noches pasadas has tenido problemas para conciliar el sueño, ya que han sido inusualmente calurosas, y esto solo es el preludio del verano que está a la vuelta de la esquina. Dormir bien cuando hace calor es prácticamente imposible, de hecho es el factor más señalado como el causante del insomnio.

    Según el Doctor Guillén-Riquelme del Laboratorio del Sueño de la Cátedra UGR-LoMonaco, lasaltas temperaturas durante la noche alteran los ritmos circadianos del organismo y aumentan la vigilancia durante el sueño, lo que hace que nuestro descanso sea superficial y fragmentado. Tomando como queja frecuente la incapacidad de dormir debido a la temperatura, algunos estudiosse han centrado en demostrar como optimizando la temperatura de la piel (que está controlada por factores externos), mejora la calidad del sueño.  

  • Cómo dormir cuando nos quemamos tomando el sol

    Si te has quemado alguna vez tomando el sol, sabrás que a la hora de ir a dormir, se intensifica la sensación de quemazón y dolor. Este malestar va acompañado de un bochorno superior al que estamos acostumbrados por ser verano. 

    La conclusión: va a ser imposible conciliar el sueño. Tras las quemaduras solares, solo nos queda dar vueltas en la cama hasta ver amanecer. Pero esta historia que se repite cada verano, puede cambiar si sigues los consejos que te ofrecemos.

  • Conseguir dormir cuando tenemos problemas

    Cuando tenemos problemas, y en contra de lo que dice el refrán, lo mejor no es “consultarlo con la almohada”, ya que todos sabemos que lograr dormir cuando tenemos preocupaciones que nos rondan en la cabeza, es difícil. Por la noche, con todo en silencio y en la cama, nos encontramos con nosotros mismos e inconscientemente hacemos un pequeño balance del día, entonces tendemos a rumiar ideas ¿es qué vamos a solucionar algo a estas horas?

  • Consejos de la abuela para dormir mejor 

    Las abuelas encarnan la sabiduría popular, el conocimiento que se transmite de generación en generación y del que nos beneficiamos todos aquellos que tenemos el lujo de haber contado con los consejos de este “comité de expertas”. No hay un asunto o problema para el que tu abuelita no tenga una acertada opinión o recomendación, y por muy sorprendente que te parezca ¡siempre funciona! La salud, por supuesto, es de los temas que más preocupan y la falta de sueño o mejor, un buen sueño, siempre se ha visto asociado a gozar de un buen estado general.  Así los remedios caseros sobre cómo dormir mejor, son un tema recurrente en el repertorio de nuestras abuelas con sencillos consejos como los que te contamos a continuación, que seguro que más de una vez habrás escuchado y puesto en práctica.

  • Consejos para conciliar el sueño

    El insomnio en la sociedad española: tipos y características

    El insomnio crónico, es decir padecer problemas de sueño durante un tiempo prolongado,  es un trastorno que afecta a más de cuatro millones de españoles, lo que supone entre un 25 y 35% de la población adulta de nuestro país.

  • Cuál es la mejor forma de despertarse por la mañana

    Nuestros teléfonos móviles se han convertido en nuestra mano derecha, nos acompañan en todo momento del día y ya desde buena mañana estamos pegados a ellos. Y es que, ¿quién no se despierta con su móvil a modo de despertador? Esta inclusión del móvil en todos los minutos de nuestra vida ha modificado hasta la manera en que abrimos los ojos todas las mañanas. Tradicionalmente fijábamos el reloj a una hora exacta y… ¡Buenos días mundo! Pero desde que utilizamos el despertador de nuestro teléfono móvil existe otra manera más de despertarnos: a intervalos de 5-10 minutos antes de la hora necesaria para despertarse.

  • Cuando dormir (más) no es la mejor solución para el cansancio

    Cuando te sientes agotado, el primer consejo es siempre dormir más. Tiene sentido ¿verdad? Y más aún si nos enfrentamos a largas horas de trabajo dentro y fuera de casa. Aun así, algunos de nosotros pasamos nuestros días cansados y amodorrados, incluso después de dormir las 7 u 8 horas recomendadas de sueño cada noche. ¿Qué nos está pasando?

  • Cuando tomar más café no te quita el sueño

    ¿Eres de los que piensa que sin un café recién levantado no eres nada? Normal,  una sensación inmediata de bienestar tras el primer sorbo de café nos invade, ¡ahora sí que estamos listos para empezar el día! Sus efectos fisiológicos se hacen de rogar un poco más, y aunque el lapso es variable (depende de cada persona), normalmente a los 45 minutos se alcanza la máxima concentración en sangre.

    Sus supuestos beneficios se dejan notar en nuestro cuerpo durante un largo período de tiempo (concretamente de 2 a 5 horas) ¿Qué ocurre cuando pasa dicho efecto? ¿Necesitas más “gasolina” para la máquina?

    ¿Qué significa la tolerancia a la cafeína?

    Hay personas que no tienen suficiente con una taza de café por la mañana. De hecho, los cafeteros confiesan que ya no se conforman con el café de después de comer y el de media mañana: siempre necesitan más, y lo que es peor, parece que la cafeína ya no hace el mismo efecto.

    Ciertos componentes son susceptibles de provocar tolerancia y dependencia, así como síndrome de abstinencia y es bien sabido que la cafeína es uno de ellos, aunque sin alcanzar los niveles de otras sustancias.

    Hablaríamos detolerancia cuando después consumir la misma dosis de una sustancia tras un período de tiempo, esta no hace el mismo efecto que al principio y además, para seguir obteniendo resultados, necesitamos elevar la dosis de consumo.

    Efectos que produce la cafeína

    La cafeína es una xantina, que podemos encontrar de manera natural en el té, el café, el mate y el guaraná. Su consumo inhibe los receptores de adenosina, implicada según algunos estudios, en el control de los ciclos sueño-vigilia. Además, como estimulante que es, nos hace sentirnos atentos, ágiles y notamos que discurrimos mejor.

    ¿La cafeína es buena o mala? Los excesos nunca son buenos, y con la cafeína y el café no iba a ser diferente, los efectos de la cafeína y el café son de diversos tipos y la cafeína tiene sus contraindicaciones: cuidado con superar determinadas dosis de café diarias (según los expertos entre 100 y 300 mg de cafeína es un consumo moderado, por encima de 500 mg, fatal), porque nuestro sueño puede verse seriamente afectado, además de sentirnos especialmente nerviosos y excitados.

    Consumir más café no es la solución

    Quizás estés atajando el problema por donde no corresponde. ¿Tienes mucho sueño cuándo te levantas? Revisa si estas robando horas a tu descanso nocturno y, si es así,beber más café no es la solución a tu estado permanente de modorra.

    ¿Y si no estás durmiendo tan bien como debieras? Lo ideal es revisar nuestros hábitos y si estamos llevando una adecuada higiene del sueño:

    -Rutinas: intenta ir siempre a la misma hora a dormir, y levantarte a la misma hora.

    -Controlar el ambiente de descanso: una temperatura e iluminación adecuadas, son fundamentales,  además cuida que tu dormitorio sea un lugar solo para dormir.

    -Equipo de descanso: revisa el estado de tu cama (colchón, base y almohada). Asegúrate de que te está aportando un descanso de calidad.

    -No realizar actividad física dos horas antes de ir a la cama.

    -Acostarse inmediatamentedespués de cenar: es un factor que influye en la calidad de sueño, empeorándola.  

  • Cuentos antes de dormir

    Leer antes de dormir trae consigo numerosos beneficios para la salud mental, ayuda a relajarse  y aliviar el estrés acumulado durante el día. Además, practicado diariamente supone un hábito saludable que fija la atención, mejora la concentración y nos distrae de las preocupaciones cotidianas. Si compartimos este momento placentero con nuestros hijos los beneficios son mutuos. 

  • Depresión, ¿puede deberse a falta de sueño?

    Por todos es conocido que los días que dormimos poco nos sentimos más cansados, faltos de energía y aumentan las preocupaciones. Si este círculo vicioso se convierte en habitual puede tener graves consecuencias para nuestra salud, ya que aumenta la ansiedad y, por tanto, el riesgo de sufrir alteraciones anímicas.

  • Despertarse de mal humor tiene una explicación científica

    ¿Eres de los que te despiertas con pocas ganas? Seguro que tu respuesta es sí y no es raro… ¡se está tan a gusto en la cama! Levantarnos es un duro trabajo que realizamos cada día. Por eso genera un sentimiento de malestar y mal humor pasajeros, que suelen durar varios minutos hasta que conectamos con el mundo que nos rodea. Sin embargo hay personas, a los que les cuesta mucho más recobrarse, el lapso de tiempo se prolonga y pueden pasar horas con esta sensación.

    La inercia del sueño: su intensidad depende de la fase del sueño al despertar

    La explicación parece estar en un fenómeno denominado “inercia del sueño”, un estado de confusión que sufrimos la mayoría de la población cuando nos despertamos, y que en condiciones normales dura aproximadamente una hora. Aunque no se ha aclarado totalmente porque se produce esta circunstancia particular, algunos estudios apuntan a una sustancia que trabaja como reguladora del ciclo sueño-vigilia en el cerebro: la adenosina.

    Por eso un café, ya que la cafeína bloquea los receptores de adenosina en el cerebro, puede ayudarnos bastante a la hora de recuperarnos tras un período de sueño.

    No se trata de cantidad sino de calidad

    La privación del sueño , como la experimentada por el trabajo por turnos, el jet lag, trastornos del sueño o la dada por el envejecimiento conduce al deterioro de muchos aspectos de la salud. Un sueño óptimo requiere de cantidad y sobre todo calidad, de nada sirve dormir mucho cuando todas las fases del sueño, no se han sucedido de manera natural, sobre todo la fase de ondas lentas (cuando tiene lugar el sueño reparador).

    Para investigar cómo funciona el cerebro durante la pérdida de sueño, en un estudio dirigido por el Doctor Vicenzo Muto de la Universidad de Lieja, sobre ritmos circadianos y privación de sueño quedó patente como la cognición se deteriora rápidamente y de forma sustancial cuando nos quedamos despiertos toda la noche

    No dormir bien tiene además otros efectos en nuestro cerebro.

    Y uno de ellos está directamente relacionado con la negatividad: cuando no dormimos bien, nos centramos en los aspectos negativos de las situaciones y manejamos peor el sentido del humor. Un cerebro descansado facilita el flujo de información, lo que hace que interpretemos la realidad desde un prisma diferente.

    ¿Eres búho o alondra?

    Existen personas que prefieren quedarse dormidos hasta altas horas de la madrugada sin que ello les afecte demasiado y, por el contrario, otras disfrutan madrugando ¿en qué grupo estás tú? Explora tus preferencias y esto te dará la clave para planificar tu día a día, quizás de este modo el mal humor matutino te durará menos.

    Y si irremediablemente no puedes evitar que el mal humor te acompañe durante toda la mañana, puedes consolarte pensando que puedes disfrutar de todo el fin de semana para dormir.

  • Dormir bien es posible

    El pasado 18 de Marzo se celebró el Día Mundial del Sueño, día creado en 2008 por la Word Association of Sleep Medicine (WASM), con la principal intención de concienciar a la sociedad de lo necesario que es un descanso saludable. Y es que, es sabido por todos, que cuando el sueño es reparador, la salud y la felicidad abundan. 

  • Dormir bien facilita la adquisición del lenguaje

    Para los bebés cada pequeño instante es una nueva y gran experiencia, el cerebro infantil tiene que organizar la inundación de estímulos: almacenar nueva información en su memoria a largo plazo, agregar experiencias similares y categorizarlas. En una reciente investigación, se ha descubierto que los bebés pueden asociar información mucho antes de lo supuesto. Mientras un niño pequeño duerme, su cerebro experimenta asombrosas transformaciones. Después de una siesta, se descubrió que los bebés podían diferenciar entre la palabra correcta o incorrecta con la que se denominaba un nuevo objeto.

    Científicos del Instituto Max Planck de Ciencias Cognitivas y Cerebrales Humanas (Leipzig) observaron que los bebés logran asociar un significado a una palabra entre los seis y los ocho meses de edad; las llamadas protopalabras que combinan estímulos visuales y acústicos, se convierten en palabras reales, conectadas al contenido. Esta capacidad, que parecía reservada a los adultos, se observa también en bebés.

  • Dormir bien para crecer más

    El crecimiento humano está desencadenado por una serie de fascinantes y complejos procesos celulares, estimulados por un combinado de hormonas, siendo la Hormona del Crecimiento (HGH), la que desempeña el papel más importante (aunque no es la única implicada). Secretada por la hipófisis, actúa sobre todos los tejidos del cuerpo provocando progresivamente el desarrollo celular, el alargamiento de cartílagos y regeneración muscular con el consiguiente beneficio para el organismo.

  • Dormir bien, clave para tener buena salud bucal

    Durante una noche de placentero sueño, tienen lugar importantes funciones regenerativas, de las que se nutren diferentes sistemas y procesos de nuestro organismo. El sistema inmune se ve fortalecido, la musculatura se relaja y se realizan importantes acciones de depuración, por todo ello, la salud de nuestra boca es una de las grandes beneficiadas.

    La salud bucal y un descanso deficiente, directamente relacionados

    En contraposición a lo anteriormente señalado, enfermedades y trastornos que ocurren mientras dormimos están directamente relacionados con disfunciones en la cavidad bucofaríngea o comportamientos y movimientos que implican partes de la boca.

    Apretar y rechinar los dientes mientras dormimos: el bruxismo

    El bruxismo se trata de una parasomnia (conductas anómalas que ocurren mientras dormimos) aunque no es un fenómeno que exclusivamente aparece durante el sueño. Está provocado por diferentes factores, dentro de los cuales el estrés parece ocupar un destacado papel.

    Pasarse un buen número de horas de sueño rechinando los dientes y los músculos mandibulares, provoca rotura y rozamiento en los dientes, dolores en los músculos faciales (que nos acompañarán durante todo el día siguiente), heridas en el interior de la boca por la presión ejercida…etc.

    Conviene consultar con nuestro odontólogo de cabecera qué medidas llevar a cabo en el caso de sospechar que padecemos bruxismo cuando dormimos

    Tratar la apnea del sueño desde la consulta del dentista.

    A grandes rasgos, la apnea del sueño consiste en paradas respiratorias involuntarias mientras la persona duerme, debido a una obstrucción en el paso del aire. En consecuencia, al día siguiente la persona se encuentra cansada y somnolienta, con el subsiguiente malestar que provoca una mala noche, ya que este tipo de trastorno causa microdespertares continuos que alteran la sucesión de las diferentes fases del sueño. Además de un sueño de baja calidad y poco reparador, la apnea está asociada a los ronquidos y a una deficiente oxigenación celular.

    Existen dispositivos no invasivos y desarrollados por equipos conjuntos de odontólogos, neumólogos y otorrinos, que sirven para tratar los casos de apnea leve y moderada.

    La higiene bucal antes de ir a dormir

    Fundamental, antes de ir a dormir para cuidar la salud de la boca y los dientes, un buen cepillado. Durante la noche la producción de saliva decrece y nuestra boca es más propensa a sufrir los ataques de bacterias, que aprovecharán aproximadamente las 8 horas que solemos dormir para hacer de las suyas.  

  • Dormir bien, necesario para rendir mejor

    En el seno de las empresas, se presta cada vez mayor atención al dormir bien, como pieza clave para el éxito laboral y los resultados finales. Las empresas se han concienciado que el sueño mejora la toma de decisiones en general y por ende la toma de decisiones complejas en nuestro trabajo.

    La importancia de un buen descanso

    En un mundo cada vez más conectado, las empresas esperan que sus trabajadores sean creativos y estén siempre en guardia para cualquier problema que pueda surgir.

    Hay numerosos estudios que demuestran que dormir bien es beneficioso para diferentes funciones cerebrales, las empresas se han dado cuenta que cuando los empleados están descansados, su capacidad de innovar y creatividad, aumenta.

    Un estudio demostró que un sueño reparador genera nuevas percepciones dando a los sujetos casi el doble de probabilidad de descubrir una solución creativa a los problemas. Además existen evidencias que demuestran que una siesta durante la tarde, puede ayudarnos a realizar nuestro trabajo de una manera eficaz.

     Desde una investigación de la Universidad de California (San Francisco), advirtieron el año pasado que no tener un sueño de calidad, puede hacer que caigamos enfermo. Por ejemplo, descubrieron que las personas que duermen menos de de 6 horas diarias, tienen cuatro veces más probabilidad de resfriarse.

    Conductas claves que mejoran tras una noche de sueño

    Con un sueño reparador podríamos conseguir adoptar los comportamientos que resultan claves para ser un líder:

    Apoyamos a los demás

    En un estado de privación del sueño tendemos a expresar los sentimientos de un modo y con un tono de voz más negativos. Además, pareces ser que es poco probable que la gente que no ha dormido lo suficiente confíe plenamente en otra persona.

    Los resultados son nuestra meta

    Para que los buenos resultados sean nuestra meta (profesional y personal) hay que estar atentos y evitar distracciones. Por ello varios estudios demuestran que con tan solo 6 horas de sueño la persona tiene la percepción equivalente a si tuviera un 0.05% de alcohol en sangre, multiplicándose por dos cuando la persona solo duerme 4 horas.

    Mejora nuestra capacidad de toma de decisiones

    Cuando se nos priva de un buen descanso, no somos tan rápidos e incluso tareas sencillas y mecanizadas como responder e-mail, suelen resultar difíciles y tediosas.

    Un ejemplo curioso: la empresa Aetna

    En la empresa estadounidense se han percatado sobre la importancia de la falta de sueño en sus empleados que ha creado un programa de recompensa por dormir (al menos) siete horas.

    Los empleados de Aetna que participan registran su sueño a través de unas sencillas pulseras que llevan instaladas en su muñeca, lo cual permite motorizar su sueño.

    Se ha demostrado que el sueño, mejora la toma de decisiones, la ciencia avala el mito de “las decisiones importantes hay que consultarlas con el colchón”, y que mejor que hacerlo con un colchón de Grupo Lo Monaco.

  • Dormir con plantas en el dormitorio ¿Es malo para la salud?

    Durante años hemos escuchado como se nos advertía sobre la inconveniencia de incluir las plantas como parte de la decoración de nuestro dormitorio. Es una creencia muy extendida el dar por hecho que las plantas absorben todo el oxígeno de la habitación, quitándonos a los humanos el que nosotros necesitamos para respirar ¿Estaban en lo cierto nuestras madres y abuelitas?

    Este convencimiento, puede tener un cierto origen científico, si atendemos las funciones de nutrición y respiración de las plantas que pasamos a detallar someramente:

    Por el día, durante las horas de luz, realizan la fotosíntesis, así la planta aprovecha los rayos de sol y absorbe dióxido de carbono, y expulsa oxígeno. También, para respirar, realizan el proceso inverso (y aquí vendría el supuesto peligro), consumen oxígeno y expulsan el dióxido de carbono (nada diferente a como respiran las personas).

  • Dormir demasiado puede perjudicar nuestra salud

    Todos sabemos que dormir mucho, un placer que puede estar al alcance de cualquiera, no resulta una mala práctica tomada de manera esporádica, pero como todo en esta vida, en la medida está la virtud.
    Dormir más horas de las necesarias, parece acarrear una serie de problemas de diferente índole que científicos de disciplinas del campo de las ciencias de la salud, han demostrado poniendo en marcha investigaciones al respecto.

  • Dormir más como propósito de Año Nuevo

    El año nuevo viene cargado de una larga lista de buenos propósitos, la mayoría de ellos relacionados con sentirnos mejor: dejar el tabaco, ponernos a régimen, practicar más deporte… En esta lista siempre se nos olvida algo, mucho más natural y cotidiano: dormir. El promedio de horas que un adulto debería dormir, es alrededor de siete horas, sin embargo solo una pequeña parte de la población, logra descansar el tiempo que se recomienda.

  • Dormir menos de 6 horas, tan perjudicial como no dormir

    Acostarse demasiado tarde, levantarse temprano para ir a trabajar, preparar la comida, llevar los niños al colegio, hacer algo de deporte, etc., es la rutina que la mayoría de la gente lleva al cabo del día. Para poder llevar este ritmo de vida es necesario dormir un mínimo de horas diarias.