¿Cuándo usar mascarillas desechables y cuándo reutilizables?

Ante la alarma de los nuevos focos activos de Covid-19 en todo el país, aumentan las medidas preventivas que tratan de prevenir nuevos contagios. La más destacable es la normativa que hace el uso obligatorio de mascarillas en todo momento, que se ha extendido ya a gran parte del territorio nacional. En este escenario, son muchas las preguntas que siguen en el aire y se cuestionan los ciudadanos. Entre ellas, la de cuándo usar mascarillas desechables y cómo mantener las reutilizables.

¿Qué tipo de mascarilla usar para protegerte del coronavirus?

Hay quienes prefieren comprar mascarillas de colores que combinen con su ‘look’ y den un poco de alegría a la situación, los que dan prioridad a la comodidad, y los que directamente apuestan por las mascarillas desechables que les brinden la máxima seguridad posible. Lo que está claro es que el uso de la mascarilla se ha convertido en una medida clave para frenar la propagación de la pandemia del virus SARS-CoV-2. Aunque su eficacia está ligada al cumplimiento de las medidas de distanciamiento físico e higiene recomendadas por el Ministerio de Sanidad en el contexto de la pandemia de la COVID-19.

Existen multitud de tipos de mascarillas protectoras. No obstante, no todas son recomendables para la población cuando el objetivo es protegerse del virus. Por ejemplo, las mascarillas de alta protección deberían reservarse al personal sanitario y demás personas que se expongan directamente a esta enfermedad.

A rasgos generales podemos encontrar tres tipos de mascarillas en el mercado: Higiénicas, quirúrgicas y EPI.

¿Mascarillas higiénicas o mascarillas desechables quirúrgicas?

Las mascarillas higiénicas son las más recomendadas para personas sanas. Éstas suelen estar compuestas por una o varias capas de material textil y pueden ser mascarillas desechables o reutilizables. En el caso de ser reutilizables, el fabricante indicará el número máximo de lavados. A partir de ahí, no se garantiza la eficacia de la mascarilla. Las no reutilizables deben ser eliminadas después de su uso recomendado. Por cuestiones de comodidad e higiene, se suele recomendar no usar la mascarilla durante más de cuatro horas.

Las mascarillas higiénicas no reutilizables son las que se rigen por la especificación UNE 0064-1 y UNE 0064-2, la primera para adultos y la segunda para niños. En este caso, hablamos de mascarillas de un solo uso.

Las mascarillas higiénicas reutilizables son las que se rigen por la especificación UNE 0065 y existen tanto para adultos como para niños. Como su propio nombre indica son reutilizables, aunque para que así lo sean hay que fabricarlas con una serie de materiales que se puedan reutilizar. Están recomendadas por Sanidad para minimizar el contagio, aunque no se deben olvidar las recomendaciones para lavarlas y desinfectarlas correctamente.

Por su parte, las mascarillas desechables quirúrgicas son las que suelen verse en ambientes clínicos. Aunque también son las de uso más extendido entre la población. Su objetivo es evitar que el personal sanitario y los pacientes infectados, o sospechosos, transmitan agentes infecciosos. Están diseñadas para filtrar el aire exhalado y proteger a quienes están a nuestro alrededor.

¿Cómo mantener las mascarillas reutilizables?

Una forma de mantener las mascarillas reutilizables es lavarlas y desinfectarlas con detergente normal y agua a temperatura entre 60 y 90 grados, lo que se correspondería con el ciclo normal de lavadora.

Otra opción es sumergir las mascarillas en una dilución de lejía (20 ml de lejía y 980 ml de agua) con agua tibia durante 30 minutos, lavar y aclarar.

0 0 voto
Puntuación
Suscríbete
Notifícame de
guest
0 COMENTARIOS
Inline Feedbacks
View all comments

También te puede interesar

0
Nos encantaría saber qué opinas. Por favor, déjanos tu comentario.x
()
x