Al volante, la vista es vida, ¡cuídala!

Al volante la vista es vida

El 90% de la información que reciben los conductores llega a través de la vista. Por este motivo es tan importante que, en caso de sufrir algún defecto visual, se lleve la corrección adecuada y perfectamente graduada. No podemos olvidar que al volante no sólo estamos nosotros, sino también ‘los nuestros’ y el resto de usuarios y viandantes. Por eso, con motivo del Día Mundial de la Visión, que se celebra a principios de octubre, los profesionales de Optivisión Recogidas quieren compartir con los lectores una serie de consejos para cuidar la vista al volante y evitar accidentes.

Los conductores con mala visión tienen tres veces más accidentes que el resto de conductores

Según el informe “El estado de la salud visual de los conductores en España, 2017”, existe una relación directa entre la mala visión y la accidentalidad. Concretamente, se concluye que los conductores con una mala visión (0,4 de agudeza visual, por debajo del mínimo legal) tienen hasta tres veces más accidentes que el resto de conductores. Un dato aún más preocupante si tenemos en cuenta que en nuestras carreteras hay 600.000 conductores que estarían circulando con una agudeza visual inferior a lo requerido por Ley (0,5). En este sentido, hay que tener en cuenta que según los profesionales, casi el 100% de la población hasta los 65 años debería alcanzar el 100% de la agudeza visual con la corrección adecuada. Sin embargo, en el mismo estudio realizado en el 2011, se concluyó que cerca de seis millones de conductores en España circulaba con problemas visuales, y de estos, un millón ni siquiera debería conducir. De ahí que sea tan importante someterse a revisiones de la visión con frecuencia para conocer si sufrimos algún problema visual y poder corregirlo cuanto antes, y más teniendo en cuenta que estas revisiones son gratuitas y pueden salvarnos la vida al volante.

¿Cómo afectan los distintos problemas de visión en la carretera?

Los trastornos de la vista pueden traducirse en peligrosas conductas en la carretera. Algunas de ellas por no poder distinguir las señales, no ver bien a otros usuarios, ver los vehículos dobles o no respetar las distancias de seguridad.

La miopía es uno de los problemas de visión más habituales y que afecta a la agudeza visual. Los conductores que la sufren pueden leer sin problemas, pero distinguir mal una señal en carretera. Ya que esta patología afecta a la visión de lejos.

Las cataratas son otro de los problemas de los ojos que pueden suponer un gran problema al volante. En estos casos el cristalino se hace opaco y la luz no pasa por la retina. Esto hace que se pierda agudeza visual, capacidad de contraste, sentido luminoso y deslumbramiento continuo.

Por su parte, los escotomas o manchas ciegas de la retina provocan que una parte del campo visual no se vea, por lo que también pueden suponer un grave problema al volante.

Algo similar ocurre con el glaucoma, aunque en este caso, este causa que el campo visual se vaya reduciendo progresivamente.

Prevenir la fatiga visual

Ver bien y prevenir la fatiga visual en carretera son las claves para una buena visión en la conducción.

Es importante asegurarnos de que las gafas (graduadas y de sol), estén en perfectas condiciones, con la graduación actualizada, limpias y sin rayaduras. Usar las gafas de sol adecuadas pueden

evitar deslumbramientos por el sol. Además, existen lentes específicas para conducir que ofrecen un campo de visión panorámica despejada en los lados y que pueden ayudar a reducir la fatiga visual.

También deben hacerse paradas periódicas, para estirar las piernas y refrescar la vista, descansando la visión de lejos.

0 0 vote
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments

También te puede interesar

0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x