Una alimentación saludable, una aliada de nuestra visión

Muchos de nosotros nos alimentamos bien para estar en buena forma, ¿pero cuidamos nuestra alimentación para tener una buena vista? Una dieta rica en productos naturales puede proporcionarnos los nutrientes necesarios para tener una óptima salud visual.

La vitamina A es de vital importancia para el funcionamiento y mantenimiento de la visión. Un déficit de la misma puede provocar xeroftalmia (ojo seco), una sequedad persistente en la córnea capaz de impedir completamente una adecuada visión. Suele ser más frecuente en ancianos, aunque también puede afectar a niños y jóvenes con carencias nutricionales.

Un déficit de vitamina A puede llegar a ocasionar dificultades para ver durante la noche, al amanecer o en la penumbra. Esto puede deberse a una carencia de rodopsina, un derivado de dicha vitamina que se produce por reacciones químicas y que está presente en nuestras células retinianas llamadas “bastones”, responsables de la visión nocturna.

La vitamina A la encontramos en alimentos vegetales principalmente de color naranja y rojizo como el melocotón, la zanahoria etc. Y también en los ricos en luteína, un compuesto químico para la formación de la citada rodopsina, presente en espinacas, frambuesas, cerezas, col morada etc.

Por otra parte, incorporar en la dieta diaria vitamina E nos puede ayudar a prevenir la aparición de cataratas. Es abundante en hortalizas y verduras de color verde como guisantes, lechuga, espárragos o nueces.

A su vez, la vitamina C es necesaria para la absorción de las vitaminas A y E, así como para la fabricación de colágeno, fundamental para nuestro ojos, concretamente para el “humor vítreo”, la masa gelatinosa que se halla en el globo ocular entre el cristalino y la retina.

Por  último, resultan muy beneficiosos aquellos nutrientes que contribuyen a la prevención de la “degeneración macular”. Cabe mencionar los ácidos grasos ricos en Omega 8 y 6 que se hallan en los aceites de soja, maíz, oliva, cereales integrales y semillas de calabaza.

 

Optivisión Recogidas recomienda cuidar nuestra alimentación siguiendo una dieta saludable, y protegernos de las radiaciones solares directas para gozar de una vista sana. Además de tener muy en cuenta la relación entre lo que comemos y la salud, sus especialistas aconsejan seguir una serie de hábitos cotidianos para mantener nuestros ojos bien lubricados y descansados. Entre ellos, intentar no pasar demasiado tiempo en ambientes cargados, evitar el calor y frío excesivos, y trabajar con una buena iluminación natural.

0 0 voto
¡Vótame!
Suscríbete
Avisos de
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios

También te puede interesar

0
Nos encantaría saber lo que piensas. ¡Comenta!x
()
x