¿Sufres ceguera nocturna? Causas y tratamientos de la nictalopía  

La ceguera nocturna o “nictalopía” es la dificultad de ver cuando las condiciones de luz son reducidas. Se produce cuando las células sensitivas de la luz que se encuentran en la retina (bastones), son incapaces de responder a los estímulos lumínicos. Existen varias causas que explicamos a continuación.

 •Retinitis pigmentosa: es la más frecuente. Provoca una degeneración progresiva de la retina, y produce la pérdida de las células que la forman, conos y bastones.

Cataratas corticales periféricas: quienes la padecen suelen tener especial sensibilidad al deslumbramiento, debido a que sus ojos son incapaces de adaptarse a los cambios de luz.

Miopía patológica: las personas miopes que padecen más de 6 dioptrías tienen un mayor riesgo de padecerla.

Falta de vitamina A durante el crecimiento: este nutriente estimula la sensibilidad de la luz que posee la retina. Está presente en los productos lácteos, la yema de huevo, la zanahoria, la lechuga, el brócoli, las coles de Bruselas, el mango, el melón, entre otros.

Cirugía refractiva: estas intervenciones modifican la córnea de forma permanente y artificial, y pueden ocasionarla en algunos casos.

Si tiene dificultades para ver de noche, Optivisión Recogidas aconseja una revisión ocular, en la que le asesorarán sobre el mejor tratamiento ajustado a sus necesidades: 

•Cuando la ceguera nocturna está asociada a cataratas, la cirugía refractiva puede corregirla.

•Si está causada por miopía, una nueva graduación de las gafas reducirá las dificultades de visión nocturna.

•Cuando se presenta en la infancia, asociada a mala nutrición, es necesario atajarla antes de los 5 años con una alimentación rica en vitamina A y suplementos de la misma.

Si sufre dolores de cabeza habituales también debe revisar sus ojos ya que, en muchas ocasiones, se relaciona con problemas de visión:

Fuerza la vista. Si realiza tareas para las que necesita la visión de cerca, aunque la agudeza visual sea buena, puede sufrir fatiga visual, tensión ocular, visión borrosa o doble, pesadez o enrojecimiento, aumento de la secreción de lágrimas y cefaleas.

Errores refractivos sin corregir. Si tiene hipermetropía, miopía, astigmatismo o presbicia y no llevas gafas o le ha aumentado la graduación, tendráa que forzar la vista con frecuencia en consecuencia, sufrirá dichos síntomas.

Lentes con tratamiento antirreflejante. Se aconsejan para evitar el exceso de reflejos de los dispositivos electrónicos y mejorar el rendimiento visual.

“Migraña con aura visual”. Se asocia a destellos luminosos en el centro del campo de visión a modo de líneas en zig-zag. Si la padece debe descansar cuando aparecen los primeros síntomas, y permanecer un tiempo en una habitación tranquila y con poca luz. 

En Optivisión Recogidas con un sencillo examen, sus expertos pueden detectar problemas visuales responsables de frecuentes molestias y ayudarle a solucionarlos.

 

0 0 voto
¡Vótame!
Suscríbete
Avisos de
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios

También te puede interesar

0
Nos encantaría saber lo que piensas. ¡Comenta!x
()
x