¿Cómo conseguir que los abuelos mejoren su salud haciendo ejercicio?

El ejercicio ofrece numerosos beneficios para las personas mayores. Pero, ¿cómo convencer a nuestros abuelos para que lo practiquen?

Caminar es la mejor medicina del hombre, así lo corroboran las palabras de Hipócrates en el año 400 a.C. Pero pareaBce que este importante mensaje se ha perdido en un mundo cada vez más sedentario. Hemos aceptado que la vejez puede significar fragilidad y enfermedad; que los mayores de 65 sobrellevan sus últimos años de vida, en lugar de disfrutarlos. Pero esto no debería ser así.

A medida que los abuelos envejecen, aumentan los riesgos de desarrollar enfermedades crónicas. Esto proporciona la excusa perfecta para salir a caminar por la playa, jugar al tenis o incluso andar en bicicleta.

Los estudios han demostrado que la práctica de ejercicio regular en personas mayores de 65 años aumenta la salud ósea, mejora la función cerebral, preserva la masa muscular, mantiene el movimiento de las articulaciones y ayuda con las actividades funcionales cotidianas, como llevar las bolsas de compras o abrir frascos. Pero los números del Departamento de Salud muestran que sólo el 17% de los hombres y el 13% de las mujeres mayores de 65 años son suficientemente activos, y la OMS ha informado que 3,2 millones de muertes al año se atribuyen a la inactividad física.

Estos sorprendentes números se pueden remediar fácilmente con la práctica de, al menos, 150 minutos de actividad aeróbica de intensidad moderada o 75 minutos de actividad aeróbica de intensidad elevada cada semana. Pero, ¿qué cuenta como actividad aeróbica moderada?

Entre las mejores actividades que podemos hacer con los abuelos está la de caminar. Retomando las enseñanzas de Hipócrates: ir en busca de caminos puede ser la actividad perfecta para hacer con los abuelos o con la familia completa. Estar al aire libre aumenta la absorción de vitamina D y mejora el estado de ánimo, especialmente si se camina con alguien conocido. Una caminata diaria puede aumentar el metabolismo, reducir la grasa del vientre y reducir el riesgo de enfermedades crónicas como la diabetes.

El yoga también es ideal para las personas mayores por sus muchos beneficios. Muchas de las posturas del yoga mejoran el equilibrio y la estabilidad que a menudo se deteriora con el envejecimiento y puede provocar caídas. El ejercicio suave aumenta la flexibilidad y la salud de las articulaciones, disminuye la presión arterial alta y mejora la respiración. Un estudio reciente demostró que un programa de yoga de 12 semanas mejoraba significativamente la función respiratoria en las mujeres mayores.

Por otra parte, la natación es un ejercicio suave para las articulaciones, ya que no implica soportar peso. Por ello los abuelos con incomodidad o dolor en las articulaciones pueden disfrutar de un entrenamiento de bajo impacto sin forzar las rodillas, las caderas o la columna vertebral. También es genial para la salud del corazón, lo que hace que el corazón se agrande y se fortalezca al mismo tiempo que reduce la presión arterial. Además la natación tiene beneficios mentales como la mejora del estado de ánimo, reducción de estrés y aumento de la función cerebral.

Tampoco podemos olvidar la efectividad de las clases grupales. Se ha demostrado que el ejercicio regular en grupo contribuye a gozar de una salud equilibrada en las personas mayores, con una serie de beneficios que incluyen una mejor salud funcional, una mayor conexión social, una mente activa y una sensación de seguridad. Desde los ejercicios aeróbicos acuáticos ligeros y equilibrados hasta bailes sensacionales, nuestras clases grupales están diseñadas para todas las edades y aptitudes, por lo que incluso podrías formar pareja con tu abuela y disfrutar juntos de un entrenamiento.

0 0 voto
¡Vótame!
Suscríbete
Avisos de
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios

También te puede interesar

0
Nos encantaría saber lo que piensas. ¡Comenta!x
()
x