Tratamiento con artroscopia para lesiones de rodilla en Granada

En los últimos años, la artroscopia ha sustituido a la cirugía abierta para tratar todas esas lesiones de rodilla que no requieren de prótesis. Ya que este tratamiento mínimamente invasivo ofrece grandes ventajas para los pacientes que sufren estas molestas lesiones de rodilla que pueden dificultar las actividades cotidianas e impedir realizar cosas tan sencillas como andar con normalidad. Aunque la ventaja más relevante es que gracias a la artroscopia es posible solucionar problemas articulares sin necesidad de abrir la articulación, por lo que se reducen los riesgos. Además, este tratamiento permite al paciente recuperar la movilidad de forma más rápida y una recuperación mucho más breve.

Artroscopia de rodilla en Clínica Médica García Renedo

En Clínica Médica García Renedo son especialistas en tratamientos de artroscopia. Los cuales llevan a cabo en rodilla, hombro y tobillo. Aunque en este centro médico de Granada van más allá, ofreciendo al paciente un tratamiento integral interdisciplinar que combina el trabajo del traumatólogo con la figura imprescindible del fisioterapeuta. Sólo de esta forma se consigue detectar el problema de manera precoz y ofrecer un buen tratamiento post-cirugía de rehabilitación. También para los casos más avanzados que requieren de prótesis son expertos en cirugías clásicas, así como en la implantación de tratamientos conservadores con terapias biológicas como el Ácido Hialurónico y el Plasma Rico en Plaquetas (PRP).

 ¿En qué consiste la artroscopia de rodilla?

La artroscopia es una técnica quirúrgica no invasiva que permite a los traumatólogos tratar lesiones dentro de la rodilla sin tener que hacer incisiones longitudinales para abrir la piel o la cápsula articular. Para ello, el médico especialista entra en la articulación de la rodilla mediante incisiones de un centímetro o centímetro y medio para introducir un sistema óptico. Esto hace que el daño sea mínimo y la recuperación muy rápida. Esta técnica, además de permitir llevar a cabo distintos procedimientos quirúrgicos mediante la exploración, hace que el especialista pueda tener una visión directa del interior de la rodilla y la posibilidad de probar directamente la resistencia que presentan los meniscos, el cartílago y los ligamentos de la rodilla. Por tanto, es también la mejor técnica de diagnóstico para lesiones de rodilla.

¿Qué tipo de lesiones de rodilla pueden tratarse con la artroscopia?

La artroscopia de rodilla, permite tratar lesiones de los meniscos, ruptura de los ligamentos cruzados, lesiones del cartílago articular, estadios iniciales de artrosis, rigideces postraumáticas o postquirúrgicas, complementa el tratamiento de las fracturas, pliegues sinoviales patológicos o bursitis (inflamación de pequeñas bolsas de líquido sinovial), infecciones y artritis.

La patología más frecuente son las lesiones de meniscos, que pueden producirse por un traumatismo causado por un movimiento brusco e inapropiado. Los síntomas son escuchar un chasquido seco en la rodilla con inflamación y dolor al caminar o flexionar la articulación, y en algunos casos, derrame en la articulación. En estos casos, el tratamiento variará en función de la situación del paciente: inicialmente se controlará el dolor a través de analgésicos e infiltraciones ecoguiadas que ayudan a bajar la inflamación de la lesión con la denominada Terapia Eco-Guiada (TEG), que mediante el uso de ecógrafo de alta frecuencia, se administra un tratamiento biológico, principalmente (PRP) o ácido hialurónico. También puede plantearse un tratamiento inicial de fisioterapia avanzada asociado a las terapias biológicas realizadas mediante control ecográfico directo, hasta finalmente el tratamiento quirúrgico a través de la artroscopia de rodilla.

Por otro lado, la lesión de cartílago o condropatía de rodilla es una de las lesiones con peor pronóstico en una articulación, dado que el cartílago no se repara “ad integrum” cuando se lesiona. En casos avanzados de lesión de cartílago se puede optar por la Terapia Biológica con Plasma Rico en Plaquetas, viscosuplementacion con ácido hialurónico o condroprotectores. Mientras que en los casos más severos, el especialista indicará la cirugía, la cual puede realizarse mediante una artroscopia de rodilla o requerir una prótesis total de rodilla. Otra lesión de rodilla en la que se utiliza la Terapia Biológica de Plasma Rico en Plaquetas es la condromalacia rotuliana, un dolor de rodilla frecuente especialmente en chicas jóvenes y que se relaciona con la morfología anatómica en la que la rótula se mueve sobre el surco troclear del fémur.

0 0 vote
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments

También te puede interesar

0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x