Ronquidos, mucho más que una molestia, un problema social y de salud

Todo el mundo sabe de lo que se habla al escuchar la palabra ronquido. Cualquiera de nosotros ha podido experimentar en alguna ocasión los inconvenientes de este molesto ruido. Sin embargo, no son tantos los que conocen el alcance real de padecer o tener a alguien cercano que sufre este problema. Las consecuencias, sin resultar alarmistas, son más frecuentes y más importantes de lo que parecen.

Muchas personas asumen y conviven resignados con el sonido del ronquido como parte de su vida cotidiana. Otros, hasta que esta situación se convierte en insoportable, no acuden a buscar soluciones. Sin embargo, no habría que esperar tanto para tomar medidas. Sobre todo porque puede acarrear graves problemas de salud como la apnea del sueño, diabetes o la hipertensión diastólica (aumento de la presión mínima), con alteraciones del ritmo cardíaco y la sobrecarga del corazón.

Dejar de roncar es vital para un buen descanso

El 45% de la población española reconoce ser roncadora habitual, y un 30% ocasional. El perfil medio es de hombres de mediana edad, pero a partir de la menopausia afecta a ambos por igual.

Todo ellos padecen alguno de los síntomas de la falta de descanso. El organismo necesita dormir de forma reparadora un número de horas suficiente. Si no es así suele provocar bajo rendimiento en el trabajo, accidentes de tráfico, daños en el sistema inmunológico y la memoria. La fatiga, la irritabilidad, el estrés, y los problemas de concentración y aprendizaje son producto también de la falta de calidad de sueño provocada por los ronquidos.

Y es que roncar afecta especialmente a nuestras relaciones sociales, laborales y personales, especialmente las de pareja. Esta enfermedad provoca discusiones e influye negativamente en la vida sexual de quienes la padecen. Pierden la atención a lo que les rodea y se aprecia según distintos estudios, un evidente descenso del interés sexual.

Soluciones: corrección oral

Además de la relajación de la musculatura bucal, los ronquidos pueden ser producidos por problemas relacionados con un mal desplazamiento mandibular o la posición labial. La medicina ha avanzado mucho en los últimos años creando dispositivos capaces de controlar los ronquidos leves y moderados, que no requieren cirugía. Las técnicas han evolucionado creando aparatos cada vez más sencillos y asequibles.

Apneadent, clínica  especializada en Odontología integral y Trastornos del Sueño, ronquidos y apneas del sueño, apuestan por Orthoapnea , un novedoso dispositivo que está especialmente indicado en el tratamiento del ronquido y síndrome de apnea del sueño leve –moderado. 

Su mecanismo de acción se basa en el adelantamiento controlado y confortable de la mandíbula, mediante el incremento del tono muscular a nivel de la vía aérea. De esta forma sencilla se facilita el paso del aire, eliminando el ronquido y mejorando los episodios de apnea, que se traducen en una notable mejoría de la calidad de vida de los pacientes.

0 0 voto
¡Vótame!
Suscríbete
Avisos de
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios

También te puede interesar

0
Nos encantaría saber lo que piensas. ¡Comenta!x
()
x