Vinculan la contaminación y el tráfico en grandes vías con la leucemia infantil

El Instituto de Salud Carlos III reconoce la existencia de efectos adversos en la salud de los menores debido a la contaminación generada pro el tráfico. Tal como publicaron a principios de este mes de octubre, la relación entre la exposición a la contaminación y la afluencia de vehículos “podría estar asociado a un aumento en la incidencia de leucemias infantiles”. 

Hasta esta conclusión llegaron los investigadores que desarrollaron un análisis epidemiológico, pertenecientes al Centro Nacional de Epidemiología del Instituto de Salud Carlos III y del Centro de Investigación Biomédica en Red de Epidemiología y Salud Pública (CIBERESP). En el mismo colaboró el Registro Español de Tumores Infantiles de la Sociedad Española de Hematología y Oncología Pediátrica, además de la Universidad de Valencia, para calibrar la incidencia de la contaminación en la aparición de una leucemia.  

Según los datos proporcionados por el estudio, que fue publicado en la revista ‘Enviroment International’,  entre los diferentes casos de cáncer infantil, las leucemias son comunes afectando a uno de cada tres menores. En la actualidad se señalaba a la exposición a radiación ionizante y a los trastornos genéticos como factores de riesgo

El grupo encabezado por Rebeca Ramis quiso relacionar la exposición entre carreteras y calles con la incidencia de leucemias en menores de edad. Lo hicieron a través de analizar más de un millar de casos de leucemia en menores de entre 0 y 14 años de Aragón, Cataluña, Madrid, Navarra y País Vasco desde 1996 hasta 2011. Incluyó el registro de tumores infantiles Reti SEHOP

En cada caso se calculó la intensidad de la vía por tipo de la misma -avenida, calle, autovía- dentro de un radio de 500 metros desde el domicilio del afectado. Los datos se compararon con los de otros seis millares y medio de menores sanos, seleccionados aleatoriamente, y nacidos en dicho periodo. 

Los resultados determinaron que el porcentaje de menores con leucemia por vivir cerca de lugares que registran un tráfico denso era mayor que la de los sanos. A distancia menor o igual de 50 metros, el porcentaje era del 33 por ciento aproximadamente. En las vías de menor tamaño no se observaron diferencias apenas. 

Desde el portal del Instituto de Salud Carlos III se aclara que este estudio observacional no permite establecer causalidad directa. “Requerirá nuevos estudios que corroboren la conclusión”, recalcaron.