El tratamiento del cáncer con anticuerpos monoclonales: lo que debes saber

Los especialistas de la clínica Mayo desvelan información acerca de los medicamentos con anticuerpos monoclonales, tratamientos oncológicos que aprovechan las funciones naturales del sistema inmunitario para combatir el cáncer. Se trata de una opción que se puede combinar con otras herramientas médicas impuestas para combatir uno de los males que atacan más a la sociedad actual como el cáncer.

Tal como explican, los anticuerpos monoclonales son moléculas producidas en el laboratorio, diseñadas para combatir como anticuerpos para restablecer o mejorar el ataque del sistema inmunitario a las células cancerosas.

FUNCIONES DE LOS ANTICUERPOS MONOCLONALES EN EL CÁNCER

Los medicamentos con anticuerpos monoclonales están diseñados para funcionar de diferentes formas en algún medicamento en particular. Pueden detectar células cancerosas y ocasionar la destrucción de sus membranas, bloquear el crecimiento celular y prevenir el crecimiento de vasos sanguíneos.

Además, colaboran en bloquear los inhibidores del sistema inmunitario y servir como trasvase del tratamiento con radioterapia o quimioterapia. De hecho, algunos medicamentos combinan dos anticuerpos monoclonales: uno que se une a la célula cancerosa y oro que se une a la célula específica del sistema inmunitario, fomentando los ataques a las primeras células.

TIPOS DE CÁNCER QUE SE PUEDEN TRATAR CON ANTICUERPOS MONOCLONALES

  • CÁNCER CEREBRAL
  • CÁNCER DE MAMA.
  • LEUCEMIA LINFOCÍTICA CRÓNICA.
  • CÁNCER COLORRECTL.
  • CÁNCER DE CABEZA Y CUELLO.
  • LINFOMA DE HODGKIN.
  • CÁNCER DE PULMÓN.
  • MELANOMA.
  • LINFOMA NO HODGKINIANO.
  • CÁNCER DE PRÓSTATA.
  • CÁNCER DE ESTÓMAGO.

Estos anticuerpos monoclonales se aplican en el tratamiento contra el cáncer por vía intravenosa y su frecuencia depende del tipo de cáncer y de la medicación que se está tomando.

EFECTOS SECUNDARIOS MÁS FRECUENTES:

  • REACCIONES ALÉRGICAS
  • ESCALOFRÍOS, FATIGA, FIEBRE Y DOLORES MUSCULARES.
  • NÁUSEAS Y VÓMITOS.
  • DIARREA.
  • ERUPCIONES CUTÁNEAS
  • PRESIÓN ALTERIAL BAJA.
  • EFECTOS SECUNDARIOS GRAVES, pero poco frecuentes, DEL TRATAMIENTO CON ANTICUERPOS MONOCLONALES
  • REACCIONES SIMILARES A LAS ALERGIAS.
  • RECUENTO BAJO DE CÉLULAS SANGUÍNEAS.
  • PROBLEMAS DE CORAZÓN.
  • PROBLEMAS PULMONARES.
  • TRASTORNOS DE LA PIEL.
  • SANGRADO.