¿Cómo combatir la fatiga ocasionada por el cáncer?

Hablamos de fatiga cuando una persona siente la sensación de falta de energía, de agotamiento o cansancio. Una falta de motivación la cual debemos diferenciar de la somnolencia o la apatía, ambos, síntomas que acompañan a dicha fatiga. Así lo define la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos (NIH). Es uno de los síntomas también más remarcados en aquellas personas que padecen cáncer. Por ello, el Instituto Nacional del Cáncer en Estados Unidos (NCI) emitió en su momento una serie de consejos para combatir esa debilidad durante el tratamiento de radioterapia.

En la información proporcionada por la NCI se aclara que la fatiga no significa que el cáncer esté empeorando, o que el tratamiento no funcione. Es un síntoma normal. Por ello, proporcionan unos cuatro consejos a tener en cuenta:

1-      Manténgase activo caminando de un cuarto de hora a media hora al día, haga un ejercicio que le guste o utilice una bicicleta para pasear.

2-      Desarrolle las actividades más importantes para usted. Pida ayuda para cualquier cosa y establezca sus límites. No se sobrecargue.

3-      Planee un horario de trabajo adecuado y, si puede trabajar desde casa, hágalo.

4-      Establezca un tiempo para descansar: Duerma al menos 8 horas cada noche, tome siestas cortas durante el día de menos de una hora y lea un libro antes de irse a dormir o escuche música de relajación.  

Además, la Sociedad Americana de Clínica Oncológica (ASCO), recomienda como estrategia asesorarse sobre la fatiga, llevar a cabo planes de yoga o acupuntura, masajes, técnicas de relajación y optar por medicaciones o suplementos que le permitan remitirla, siempre con prescripción médica.