Qué es el colágeno hidrolizado y cuáles son sus efectos

El colágeno es una proteína imprescindible para el cuerpo, ya que asegura un buen mantenimiento de las articulaciones, los huesos y la piel. No obstante, con la edad disminuye la producción de colágeno en el cuerpo, provocando la aparición de arrugas y de problemas en los huesos y articulaciones. Para solucionar la falta de colágeno se puede recurrir a los suplementos alimenticios.

Qué es el colágeno hidrolizado

El colágeno es una proteína y componente esencial de los tejidos de la articulación (cartílagos, ligamentos y tendones), huesos y piel. También forma parte de la pared de los vasos sanguíneos, órganos vitales y tejido adiposo. Su principal función es aportar resistencia y flexibilidad a todos estos tejidos y mantener unido el conjunto del cuerpo. Algunas investigaciones han demostrado que el cuerpo disminuye la producción de colágeno a medida que pasan los años lo que provoca:

  • Pérdida de la elasticidad y firmeza de la piel.
  • Dolores musculares y articulares.
  • Incremento en la porosidad del hueso debido a una descalcificación como consecuencia de la pérdida de las sales cálcicas que están adheridas al colágeno.

Ante la falta de producción de colágeno hay que obtener esta proteína de forma natural a través de los alimentos o utilizando suplementos alimenticios como el colágeno hidrolizado.

El colágeno hidrolizado es un suplemento alimenticio que se obtiene al someter a un proceso de hidrólisis enzimática al colágeno obtenido de materias primas naturales (tejido óseo y cartílagos bovinos principalmente). El colágeno puro es una proteína cuyo gran tamaño dificulta la asimilación por parte del organismo pero, al someterse a la hidrólisis, las moléculas disminuyen su tamaño, facilitando su llegada a los tejidos. Algunas veces el suplemento de colágeno viene acompañado por otras sustancias como el magnesio o la vitamina C (que potencia los efectos del colágeno).

Quién puede tomar colágeno hidrolizado

Habitualmente el suplemento de colágeno se toma a partir de los 30 años, momento en el que el cuerpo disminuye su producción. No obstante, el suplemento de colágeno también es adecuado para aquellas personas que están muy expuestas al sol, fuman o tienen una dieta poco saludable, ya que estos factores empeoran la salud de la piel y pueden afectar a la producción de colágeno en el organismo. 

El colágeno hidrolizado también es muy apropiado para personas que practican deporte de forma habitual, ya que el entrenamiento puede desgastar, deteriorar y dañar los ligamentos. Este suplemento en deportistas mejora la recuperación de las lesiones, reduce los dolores articulares y la inflamación en las articulaciones y mejora la resistencia de las mismas.

Por el contrario deben evitar tomarlo aquellas personas que:

  • Son alérgicas a las proteínas provenientes de animales.
  • Tienen una dieta muy pobre en proteínas.
  • Tienen alergia a alguno de los componentes activos o de elaboración de este suplemento.

Beneficios de tomar colágeno hidrolizado

Los principales beneficios de tomar colágeno hidrolizado son:

  • Promueve la producción de colágeno de forma natural en el cuerpo.
  • Mejora la resistencia y fortaleza de las articulaciones, tendones y ligamentos, ya que retrasa los efectos del desgaste y la pérdida del colágeno propio.
  • Puede ayudar a disminuir el dolor en las articulaciones.
  • Mejora el control de la presión arterial.
  • Fortalece las uñas y el pelo.
  • Previene la pérdida de masa y descalcificación ósea.
  • Previene el envejecimiento.
  • Mejora la firmeza y elasticidad de la piel.
  • Sirve como complemento para personas veganas y vegetarianas que sólo comen proteínas de origen vegetal. Ya que el colágeno solo proviene de los animales, las personas vegetarianas tienen una carencia de esta proteína.

Se recomienda acudir a un médico antes de empezar a tomar colágeno hidrolizado como complemento alimenticio. El especialista podrá determinar si es seguro tomarlo e indicará cómo se debe hacer. Para evitar efectos secundarios (como problemas gastrointestinales) se recomienda asimismo seguir las instrucciones de los médicos en cuanto a la dosis.

Conviene recordar, además, que los suplementos alimenticios nunca deben ser sustitutos de una adecuada dieta ni de los tratamientos farmacológicos o médicos necesarios para tratar las enfermedades.