Por qué tomar colágeno con magnesio

El colágeno y el magnesio son dos elementos que deben estar presentes en el organismo para asegurar un buen mantenimiento de las articulaciones y los huesos especialmente. A causa de la edad o por la falta de ingesta de algunos alimentos, en ocasiones los niveles de colágeno o magnesio no son los adecuados, cuestión que se puede solucionar con un complemento alimenticio.

Qué son el colágeno y el magnesio

El colágeno es una proteína y componente esencial de los tejidos de la articulación (cartílagos, ligamentos y tendones), huesos y piel. También forma parte de la pared de los vasos sanguíneos, órganos vitales y tejido adiposo. Su principal función es aportar resistencia y flexibilidad a todos estos tejidos y mantener unido el conjunto del cuerpo. Algunas investigaciones han demostrado que el colágeno va desapareciendo a medida que pasan los años y por eso hay que obtener esta proteína de forma natural a través de los alimentos o utilizando suplementos alimenticios. Además, su buen funcionamiento viene determinado por su combinación con otras sustancias, como el magnesio, la elastina, la vitamina C o los cristales de calcio.

El magnesio es un mineral responsable de multitud de funciones bioquímicas, incluida la síntesis de las proteínas del colágeno. Es necesario para una normal contracción y relajación muscular, ayuda a disminuir el cansancio, contribuye al mantenimiento de dientes y huesos, al funcionamiento de los músculos y el sistema nervioso, al equilibrio electrolítico y al metabolismo energético.

¿Cuándo tomar un suplemento de colágeno con magnesio?

A medida que pasan los años el cuerpo envejece y la producción de colágeno se disminuye gradualmente. Esta carencia se puede suplir siguiendo una dieta rica en fuentes de colágeno. Los grupos de alimentos que más colágeno y magnesio aportan son las carnes y pescados, especialmente los pescados azules y el marisco. Las verduras de hoja verde como las espinacas o acelgas, los lácteos y las legumbres aportarán mucho magnesio. Por otra parte, los alimentos ricos en vitamina C como los cítricos estimulan la síntesis del colágeno.

No obstante, en ocasiones esta carencia no se suple al completo con los alimentos, razón por la cual conviene tomarlos en forma de complemento alimenticio. Se puede tomar colágeno con magnesio a cualquier edad, pero está especialmente recomendado para algunos grupos que requieren un especial cuidado de sus articulaciones, músculos y huesos: personas a partir de 40 años, deportistas y personas que realizan ejercicio físico regularmente y aquellas personas que sufren fatiga diaria.

En algunas ocasiones el colágeno con magnesio se combina con ácido hialurónico o con vitamina C, que les aportan otros beneficios al suplemento.

Beneficios del colágeno con magnesio

  • Ayuda a la regeneración de los tejidos del cuerpo como tendones, articulaciones y huesos y previene su envejecimiento prematuro.
  • Mejora la masa muscular y aporta energía. Como además ayuda con el desgaste de las articulaciones y tendones, está recomendado para deportistas profesionales.
  • Relaja los músculos, lo que evita los calambres, contracturas y tensiones después de una actividad física. Evita también así los vértigos y mareos.
  • Sirve como complemento para las personas vegetarianas y veganas, que sólo comen proteínas de origen vegetal. El colágeno sólo proviene del animal, y por eso las personas vegetarianas tienen una carencia de esta proteína.
  • Ayuda a las personas con hipertensión, ya que regula el ritmo cardíaco y la presión arterial.
  • Mantiene los niveles bajos de colesterol y azúcar en sangre.
  • Facilita la absorción y fijación de otros minerales.
  • Reduce los dolores menstruales.
  • Facilita el buen funcionamiento del sistema nervioso, por lo que también previene las migrañas.
  • Ayuda a regenerar la piel, previniendo las arrugas.

Contraindicaciones de tomar colágeno con magnesio

El colágeno con magnesio en general no provoca muchos efectos secundarios, pero sí está contraindicado para personas que:

  • Son alérgicas a las proteínas provenientes de los animales.
  • Tienen una dieta muy pobre en proteínas.
  • Tienen alergia a alguno de los componentes activos o de elaboración del suplemento.
  • En caso de padecer alguna enfermedad crónica, se debe acudir antes al médico.

En muchas ocasiones aparecen efectos secundarios como problemas gastrointestinales y otras dolencias por una ingesta inadecuada del colágeno con magnesio. Por tanto, se recomienda seguir las instrucciones de los médicos en cuanto a dosis (que variará según la persona) para disfrutar de todos sus beneficios. Aunque consumirlo durante el embarazo y la lactancia no presenta riesgos, lo mejor es siempre consultar al médico.