Alergia a los frutos secos: síntomas, dieta y consejos

Son muchos los especialistas en Nutrición que reconocen los beneficios de incluir en la dieta los frutos secos. Nueces, cacahuetes, almendras (…) son los considerados frutos secos ya que se consumen desecados. Su origen lo encontramos en especies vegetales muy diferentes que cruzan sus caminos en el grupo de proteínas capaces de actuar como alérgenos y desencadenar una reacción alérgica en personas sensibles a ese tipo de proteínas. ¿Es posible? Sí. Hoy te explicamos a quién puede afectar, cuáles son sus síntomas , cómo debe ser tu alimentación si eres alérgico a los frutos secos y los consejos a seguir en caso de manifestar esta sensibilidad. 

La realidad, es que tal como recoge ‘CinfaSalud’, la alergia a los frutos secos es una de las más frecuentes en España. Afecta a un 1 por ciento de la población según la Asociación Española de Personas con Alergia a Alimentos y Látex (AEPNAA). 

Es muy común a partir de los 3 o 4 años y se apunta directamente, según el estudio Pronuts, a las nueces como causantes de alergia en los niños españoles, tal como recoge la Sociedad Española de Inmunología Clínica, Alergología y Asma Pediátrica (SEICAP). 

En este sentido, la alergia a los frutos secos varía dependiendo de la edad y hasta de la zona geográfica. Normalmente si se detecta una alergia sobre un fruto seco determinado como la nuez, probablemente se reproduzca en otros como almendras o cualquier otro tipo. 

Síntomas de la alergia a los frutos secos: 

  • Picor en la boca. 
  • Inflamación de labios. 
  • Opresión en la garganta. 
  • Hinchazón, picor y lagrimeo en los ojos. 
  • Rinitis. 
  • Urticaria y habones por el cuerpo. 
  • Dificultades para respirar. 
  • Tos o estornudos. 
  • Problemas digestivos como diarrea o vómitos. 

Todos estos síntomas de alergia a los frutos secos pueden reproducirse hasta dos horas después. En el peor de los casos, incluso, puede producirse un cuadro de anafilaxia, afectando a dos o más sistemas del organismo. Entonces, ¿cómo debe ser nuestra dieta sin frutos secos? 

Lo cierto es que no existe un tratamiento específico para tratar la alergia a los frutos secos. Por ello es conveniente eliminar los siguientes alimentos de nuestra dieta

  • Fruto o frutos secos que nos produzcan alergia. 
  • Excluir alimentos que incluyan ingredientes frutos secos o trazas. Para ello es necesario leer la etiqueta de galletas, cereales, repostería o pasta, entre otras. 

Consejos ante una alergia a los frutos secos: 

  • Lee con atención el etiquetado. 
  • Evita los aceites de frutos secos como el de girasol. 
  • Evita cosméticos o productos de higiene personal que contenga mantequilla, crema de cacahuete u otros frutos secos. 
  • Informa al camarero cuando comas fuera. 
  • Identifica a tu hijo alérgico a través de un colgante, pulsera o chapa identificativa que prevenga de alguna ingesta puntual.