Ictus en pacientes con diabetes: un factor de riesgo que podría contar con nueva terapia

Un equipo de especialistas del Centro de Investigación Médica Aplicada (CIMA) del Complejo Hospitalario de Navarra (CHN) y de la Universidad de Navarra han logardo desarrollar una nueva terapia encaminada a tratar casos de ictus en pacientes con diabetes. El interés se centra en la proteína MMP 10, que podría reducir el daño cerebral sin producir complicaciones hemorrágicas. Así se ha mostrado en su puesta a prueba en animales con diabetes.

Dicha investigación ha sido captada por la publicación ‘Translational Stroke Research’. Tal como explica la directora del Laboratorio de Aterotrombosis del CIMA, Josune Orbe, en los pacientes diabéticos, “el riesgo de sufrir un ictus es mayor y se reduce la efectividad del único tratamiento farmacológico aprobado para diluir el trombo, que además puede conllevar efectos secundarios”. Además, sostiene que el riesgo de hemorragias es mayor y el trombo mucho más existente. Por ello plante una alternativa terapéutica.

Y es que otros trabajos ya habían centrado su interés en la MMP para disolver trombos cerebrales en modelos preclínicos de ictus, tal como recoge la agencia ‘Sinc’. Es más efectiva y reduce el daño cerebral según los autores de una investigación que abre un campo nuevo de análisis para el tratamiento de estos pacientes.  

El ictus es una enfermedad cerebrovascular en la cual la sangre no accede en cantidad suficiente al cerebro por la presencia de un trombo, situación que puede derivar en daños irreparables. De hecho, aseguran, es la primera causa de mortalidad entre las mujeres españolas y la segunda en los varones. Uno de sus principales factores de riesgo es la diabetes.