La importancia de impulsar estudios sobre las ataxias, que afectan a más de 13000 personas en España

Este martes 25 de septiembre se conmemorará el Día Internacional de la Ataxia, un problema que se caracteriza por la descoordinación en el movimiento de las partes del cuerpo de cualquier animal, también el hombre. Puede afectar a dedos, manos, brazos, piernas, cuerpo, al habla, a movimientos oculares o a cualquier mecanismo de nuestro organismo. Ataca directamente al cerebelo, y así consigue afectar a los puntos del cuerpo. Pues bien, según estimaciones de la Sociedad Española de Neurología (SEN), en España existen más de 13.000 afectados por diferentes tipos de ataxia cerebelosa. 

 

Sin embargo, este es un concepto tan complejo como amplio. Y es que engloba a más de tres centenares de enfermedades del sistema nervioso que comparten síntomas en común: esa discapacidad de coordinar movimientos. 

De hecho, puede tratarse de un problema hereditario. Tal es así que, según recoge ‘FarmaNews’ en una nota de prensa, el 60 por ciento de los afectados lo acusan por esta vía. La doctora María Jesús Sobrido, coordinadora de la Comisión de Estudio de Ataxias y Paraparesias Espásticas Degenerativas de la SEN, reconoce que hoy no existen “buenos estudios epidemiológicos sobre las ataxias en España”.  

“En la mitad de los pacientes con ataxias hereditarias no se logra identificar la mutación causante, bien por ser difícil de detectar o bien por tratarse de un gen que todavía no se ha descubierto”, expone. 

Si bien, existen pacientes con estos problemas sin registrarse historial similar en familiares. Las causas principales, en este caso son “el ictus, la esclerosis múltiple, tumores, alcoholismo, trastornos metabólicos o deficiencias vitamínicas”. 

SÍNTOMAS:  

  • Alteración de la coordinación de movimientos. 
  • En ocasiones acompañada por epilepsia, problemas cognitivos, neuropatías, cardiopatías, alteraciones endocrinas o malformaciones esqueléticas. 

Desde la SEN se considera fundamental el impulso de estudios de prevalencia y epidemiología de los diferentes tipos de ataxia y mejorar los tiempos de diagnóstico de esta enfermedad. Por todo ello pasa la incorporación en todo centro hospitalario de nuevas tecnologías para su diagnóstico y potenciar los centros de referencia existentes en la actualidad.