La quema de carbón o madera para cocinar, un riesgo para la salud según un estudio

Un estudio elaborado en China, y del que se ha hecho eco la publicación ‘American Journal of Respiratory and Critical Care Medicine’,  revista de la Sociedad Torácica Americana, ha demostrado que quemar carbón o madera para cocinar incrementa el riesgo de hospitalización o muerte por enfermedades respiratorias.   A este han contribuido especialistas de la Universidad de Oxford, en el Reino Unido, y la Academia de Ciencias Médicas de China. 

Estos han informado de que los ingresos hospitalarios o fallecimientos por enfermedades respiratorias agudas y crónicas crecieron en un 36 por ciento entre las personas que utilizaban bien carbón o madera para cocinar. La comparativa se establece con aquellos que utilizan gas o electricidad. 

Los especialistas informan que cuanto mayor es el tiempo que se utilizan combustibles sólidos, mayor es el riesgo de hospitalización o muerte por enfermedad respiratoria. Aquellos que llevan a cabo esta práctica desde hace 40 años o más, se enfrentan a un riesgo exponencial del 54 por ciento. Quien lo ha hecho en algún momento, su riesgo se reduce a un 14 por ciento. 

La investigación tuvo en cuenta parámetros como la edad, sexo, estado socioeconómico, tabaquismo -activo y pasivo-, consumo de alcohol, la dieta, la actividad física o la obesidad. Se valoró a unos 280.000 adultos de 30 a 79 años de edad, tal como recoge ‘Infosalus’. 

El análisis se alargó durante nueve años, tiempo en el que casi 20.000 fueron hospitalizados o murieron por enfermedad respiratoria importante. El autor principal y docente de Epidemiología en Nuffield, Zhengming Chen, se trata de un hallazgo “importante” ya que las cifras pueden reducirse significativamente “cambiando a un combustible limpio”. 

“Aunque no podemos interferir una relación causal de los hallazgos, los nuestros constituyen un caso convincente para acelerar la implementación global del acceso a energía limpia y asequible”, sentenció.