La OMS avisa: "Hay que adoptar medidas urgentes para acabar con la tuberculosis"

A pesar de que ya se ha registrado un descenso en el número de fallecidos a causa de la tuberculosis, la Organización Mundial de la Salud (OMS) recalca que “los países no hacen lo suficiente para acabar con esta enfermedad de aquí a 2030”. El número de muertes desde el año 2000 hasta hoy se ha reducido en 54 millones, pero esta sigue siendo una infección letal.  El pasado 18 de mayo, la OMS presentó en Nueva York el informe mundial sobre tuberculosis de 2018 donde instan a una conversación con los diferentes organismos mundiales para poder alcanzar el objetivo de acabar con este mal en 2030. Un mal que solo el año pasado afectó a 10 millones de personas. 

 

Para ello, tal como remite la organización en un comunicado, estos países deben “acelerar urgentemente” los mecanismos, implicando un aumento de la financiación. En 2017 fallecieron 1.6 millones de personas en todo el mundo, destacando que el número de aquellas que lo hicieron, infectadas por el VIH -300.000 en el último curso- se ha reducido en un 44 por ciento. 

El número de infecciones tuberculosas en 2017 fue de 10 millones, pero los avances han permitido reducir el número a un promedio del 2 por ciento, siendo más rápido en Europa (5 por ciento al año) entre 2013 y 2017. 

Reunión clave la próxima semana

En la actualidad, la tuberculosis farmacorresistente sigue siendo una crisis mundial de salud pública. Según las estimaciones de la OMS, una cuarta parte de la población padece infección tuberculosa. 

La próxima semana se tratará esta temática en la reunión de alto nivel de la ONU para impulsar y tomar medidas decisivas sobre este asunto. Un encuentro que llega en un momento crítico y que requerirá el compromiso a nivel estatal de cada nación. 

Tal como reconoció el doctor Eric Goosby, enviado especial de las Naciones Unidas para la Tuberculosis, la intención es que estos resultados “se conviertan en acciones”. 

“También es importante que logremos que nuestros dirigentes rindan cuentas por las acciones que prometan llevar a cabo y que nos responsabilicemos por mantener la presión para que cumplan sus promesas”, manifestó.