Dormir con plantas en el dormitorio ¿Es malo para la salud?

Durante años hemos escuchado como se nos advertía sobre la inconveniencia de incluir las plantas como parte de la decoración de nuestro dormitorio. Es una creencia muy extendida el dar por hecho que las plantas absorben todo el oxígeno de la habitación, quitándonos a los humanos el que nosotros necesitamos para respirar ¿Estaban en lo cierto nuestras madres y abuelitas?

Este convencimiento, puede tener un cierto origen científico, si atendemos las funciones de nutrición y respiración de las plantas que pasamos a detallar someramente:

Por el día, durante las horas de luz, realizan la fotosíntesis, así la planta aprovecha los rayos de sol y absorbe dióxido de carbono, y expulsa oxígeno. También, para respirar, realizan el proceso inverso (y aquí vendría el supuesto peligro), consumen oxígeno y expulsan el dióxido de carbono (nada diferente a como respiran las personas).

 

Plantas en el dormitorio ¿es malo o bueno?

¿Supone una amenaza para nuestra salud la cantidad de oxígeno que consume una planta, en el caso de que sea nuestra compañera de dormitorio? Lo cierto es que dormir con plantas, no perjudica para nada nuestra salud, ya que las cantidades de oxigeno que consumen son ínfimas. De hecho, esta proporción es mucho menor a la que consumen los seres humanos, y, hasta el momento, no hay datos que provengan de fuentes fidedignas y que informen acerca de los peligros de compartir habitación con otra persona ¿no es así?

Ironías aparte, podríamos decir que las plantas en el dormitorio son beneficiosas para nuestra salud: Suponen un excelente recurso decorativo, aportan sensación de bienestar, influyendo positivamente en nuestro estado de ánimo, y el optimismo es importante a la hora de dormir bien. Relajan y dan sensación de estar llenos de vida, generando un ambiente agradable y de felicidad.

Por otro lado, las fragancias que desprenden algunos tipos de plantas, ayudan a crear un ambiente confortable, tan necesario para un buen descanso y en ocasiones, algunos tipos de plantas repelen insectos gracias a su olor.

Así que si te gustan las plantas ¡incorpóralas a tu dormitorio! Y preocúpate solo de cuidarlas (y, por supuesto, de dormir bien).


Publicidad