Wearables y calidad del sueño

La calidad de nuestro sueño es uno de los principales aspectos que debemos cuidar para mantener un estilo de vida saludable. Precisamente adoptar hábitos cotidianos que nos ayuden a estar lo más sanos posible,  es un punto de interés en alza para la población en general, así la mayoría vive preocupada y es consciente que trabajar determinados aspectos ayudan a mejorar nuestra salud. Para ello, necesitamos establecer  un control objetivo, sencillo y accesible, sobre diferentes parcelas del comportamiento humano.

 Bajo este prisma, para la monitorización constante de nuestro estado de salud, surgen los llamados wearables.

¿Qué es un dispositivo wearable?

Escuchamos la palabra y ya nos suena extraña ¿Qué significa “wearable”? Es un vocablo derivado de “wear” (llevar puesto en castellano) y son todos aquellos dispositivos inteligentes que podemos usar y que incorporan funciones añadidas, además de sus funciones principales, por ejemplo: pulseras para controlar el ritmo cardíaco o camisetas que controlan las funciones vitales.

¿Es lo mismo un wereable que una aplicación? Por lo que ya habrás imaginado, son dos conceptos diferentes. Mientras que la aplicación se instala en dispositivos móviles, tales como tablets o smarthphones, los wearables son el dispositivo en sí (que por otro lado también puede valerse de aplicaciones).

Hemos comentado anteriormente, que estos instrumentos han tenido gran penetración en las áreas de salud y bienestar. La posibilidad de monitorizar con exactitud constantes fisiológicas y además cruzar esta información, para ofrecernos una interpretación sobre determinados aspectos de nuestra salud, nos atrae y hace que nos impliquemos en ello.

Los wearables aplicados al descanso

Poco a poco la tecnología se ha ido introduciendo en nuestra rutina y como no podía ser de otro modo, también en nuestro dormitorio. Los usuarios cada vez están más preocupados por cuantas horas han dormido, y lo más importante, cuantas han descansado realmente… y por ello la utilización de dispositivos wearableses una manera cómoda de medir la calidad del sueño durante la noche con gran precisión.

Los wearables  son un gran aliado a la hora de conseguir un sueño reparador. Gracias a estos dispositivos conseguimos detectar las posibles alteraciones del sueño que podamos sufrir En definitiva, estos dispositivos están haciendo que los usuarios presten más atención al sueño, creando así un descanso más eficaz. 

Hay diferente tipo de dispositivos que pueden ayudar a controlar tu sueño:

Smartwacht: Ciclos y patrones de sueño son perfectamente medibles a través de los relojes inteligentes. Estos cuentan con unos sensores que miden nuestros movimientos y pulsaciones nocturnas. En único inconveniente que puede presentar este dispositivo es que necesita batería, por lo que para que nos dure toda la noche debemos ponerlo en carga antes de irnos a la cama.

Pulseras: Estas funcionan de una forma muy semejante a los relojes, ya que detectan nuestros movimientos al dormir y a través de esto detecta en qué fase de nuestro sueño nos encontramos. En inconveniente de este wearable es que no tiene en cuenta algunas variables cardio-respiratorias  y que son indispensables para un buen análisis del sueño y de las fases de este. 

Lamparas y sensores: Existen una serie de dispositivos que colocados estratégicamente en el dormitorio, sirven para monitorizar el sueño, además de ayudar a mejorarlo.

En tanto que la tecnología avanza las posibilidades se amplían, así, el futuro apunta a que los propios colchones sean “inteligentes”, incorporando tecnología que mida el sueño.

 


Publicidad