Dormir bien facilita la adquisición del lenguaje
Categoría: LoMonaco

Dormir bien facilita la adquisición del lenguaje

Para los bebés cada pequeño instante es una nueva y gran experiencia, el cerebro infantil tiene que organizar la inundación de estímulos: almacenar nueva información en su memoria a largo plazo, agregar experiencias similares y categorizarlas. En una reciente investigación, se ha descubierto que los bebés pueden asociar información mucho antes de lo supuesto. Mientras un niño pequeño duerme, su cerebro experimenta asombrosas transformaciones. Después de una siesta, se descubrió que los bebés podían diferenciar entre la palabra correcta o incorrecta con la que se denominaba un nuevo objeto.

Científicos del Instituto Max Planck de Ciencias Cognitivas y Cerebrales Humanas (Leipzig) observaron que los bebés logran asociar un significado a una palabra entre los seis y los ocho meses de edad; las llamadas protopalabras que combinan estímulos visuales y acústicos, se convierten en palabras reales, conectadas al contenido. Esta capacidad, que parecía reservada a los adultos, se observa también en bebés.

Leer más...
Share
Recupérate antes con un día de descanso activo
Categoría: LoMonaco

Recupérate antes con un día de descanso activo

El deporte es tu obsesión, reconócelo, te pasas semanas enteras practicando tu rutina preferida, y te cuesta trabajo desconectar. Debes saber que es un completo error, y que se recomienda para un mejor rendimiento alternar períodos de actividad con períodos de descanso.

Estos días en los que físicamente nos es imposible practicar deporte porque estamos agotados del día anterior, o porque necesitamos un “reset” a nivel mental, nos sirven para favorecer la recuperación. 

Leer más...
Share
¿Problemas de sueño? Vete de acampada
Categoría: LoMonaco

¿Problemas de sueño? Vete de acampada

Cuando estamos de vacaciones es frecuente relajarse con los horarios de sueño y con las rutinas. Parece ser que los noctámbulos, según algunos estudios, son especialmente vulnerables a caer en la “asincronía” típica del verano. El problema viene cuando tenemos que retomar las rutinas, con el reloj biológico cambiado, que hace que sintamos que nunca volveremos a dormir como lo estábamos haciendo. 

Leer más...
Share